Home > Pulso > Se incrementa la clonación de tarjetas en Guatemala

Se incrementa la clonación de tarjetas en Guatemala

En lo que va del año, las quejas ya superan a las registradas en todo 2015.

.

Las quejas por clonación de tarjetas de crédito o débito se han incrementado, así como la usurpación de identidad, debido a los avances tecnológicos que permiten un rápido acceso a la información financiera.

El intendente administrativo de la Superintendencia de Bancos (Sib), Hugo Oroxom, informó que han “recibido, a junio de este año, 1,749 quejas y de esas, el 4%, es decir, 77 de los casos, corresponden a clonación de tarjetas de crédito y el 7%, o 130 de los casos, es por usurpación de identidad. En 2015 los porcentajes fueron menores:  la usurpación de identidad fue solo del 3% y la clonación de tarjetas estuvo por debajo del 4%”, explicó.

Además, señaló que es importante que las instituciones financieras se apoyen en el uso de buenas prácticas para el tema de seguridad informática, ya que actualmente los bancos utilizan plataformas electrónicas para almacenar información.

“Lo que se les está pidiendo a los bancos es que tengan una infraestructura administrativa interna que monitoree permanentemente el riesgo; también se les ha exigido que establezcan políticas o procedimientos para poder mitigar el riesgo, porque se están incrementando los servicios por medio de la banca electrónica”, afirmó Oroxom.

También explicó que en enero de este año se emitió el reglamento para la administración de riesgo operacional, el cual incluye la constitución de una base de datos que en el futuro permitiría establecer las estadísticas de las pérdidas de las instituciones financieras, por riesgo operacional.

El año pasado, la Asociación de Emisores de Medios de Pago de Guatemala (AEMPG), informó que circulaban en el país alrededor de un millón 600 mil tarjetas de crédito, y el consumo anual con ellas es de Q20 millones, pero alrededor del 4% de los tarjetahabientes cae en mora.

FOTO-1-WILLY-ESTRADA

Deficiencias tecnológicas

Según datos de la Sib, a marzo de este año se han realizado 6.6 millones de operaciones en agencias bancarias, lo que representó un monto de $5,186 millones, mientras que en servicios financieros móviles (por celular) se realizaron 10,694 operaciones, lo que significó Q4.6 millones, efectuadas para compra de saldo telefónico, transferencias y pago de servicios.

“Dada la cobertura tecnológica que hay en el país, las entidades bancarias no están exentas de ser objeto de ataques informáticos y de acuerdo con un informe publicado por Anti-Phishing Working Group (APWG), Guatemala ocupa el quinto lugar en el ámbito mundial en ataques de virus a software. China ocupa el primer lugar, le siguen Turquía, Taiwán y Ecuador”, informó Oroxom.

Indicó que estos ataques no siempre tienen éxito, pero recomendó a la población seguir con todos los protocolos de seguridad que las agencias piden, desde los datos de identificación, hasta el resguardo de las claves y tarjetas, para disminuir los riesgos.

Por aparte, Luis Lara, presidente en funciones de la Asociación Bancaria de Guatemala, expresó: “Vemos cómo las transacciones electrónicas están creciendo talvez a ritmos de entre 18% y 20% al año, mientras que en las transacciones tradicionales no crecen. Esos cambios conllevan responsabilidades grandes, sobre todo en seguridad informática”.

Un tema que no se ha abordado adecuadamente

Buscan implementar una política a 5 o 10 años.

El viceministro de Tecnología del Ministerio de Gobernación, Walter Girón, indicó que “el 89% de los delitos informáticos están orientados a temas financieros. Entonces es importante que todas las instituciones, tanto estatales como privadas, se unan para hacer frente a este flagelo”.

El funcionario informó que “desde el Ministerio de Gobernación se ha lanzado la iniciativa de Política Nacional de Ciberseguridad, la cual persigue que se defina una estrategia de 5 a 10 años, con los pasos que el país debe tomar para combatir este problema”.

Para el diseño de esa política se creará una mesa técnica con los sectores público y privado, los centros de pensamiento y sociedad civil.

Asimismo, Girón señaló que Guatemala se encuentra rezagada en la implementación de herramientas tecnológicas. “No le hemos dado la importancia que debemos ni legislativamente, ni en el sector educación, ni en salud y lo hace más difícil que no haya una legislación que nos ayude, como instituciones, a enfrentar el ciberdelito”, manifestó Girón.

El superintendente de Bancos, José Alejandro Arévalo, en 2009 presentó la iniciativa 4054, Ley contra el Cibercrimen, cuando ocupaba una curul como parte del partido Unionista. Sin embargo, la propuesta quedó engavetada en el Congreso de la República.

“Sin un respaldo legal que le dé fuerza a las instituciones para invertir en personal, en capacitación y en herramientas que pueden ayudar a facilitar la captura de estas bandas, es muy complicado combatirlo. No podemos seguir sin un marco regulatorio en el país”, explicó Girón.

En cuanto a la cantidad de quejas recibidas por clonación de tarjetas en la Superintendencia de Bancos, Girón indicó que estas son investigadas por el ministerio en la Unidad de Investigación de Delitos Informáticos, así como por el Departamento de Investigación de Delitos Informáticos del Ministerio Público.

.
.

Leave a Reply