Home > Mundo > Bélgica alerta por terrorismo

Bélgica alerta por terrorismo

Luego de las amenazas expresadas por el grupo, sube la prevención.

El primer ministro belga, Charles Michel, afirmó que el ataque de la semana pasada, por un hombre con un machete a la sede de la Policía en Charleroi (sur de Bruselas) al grito de “Alá es grande”, apunta “a la pista terrorista”.

.

“Evidentemente, debo ser prudente para no entorpecer la investigación, pero esto parece ser de nuevo un ataque con una connotación terrorista”, recalcó Michel.

El premier, que se encontraba fuera de Bélgica y que regresó al país para reunirse con representantes de los servicios de seguridad, indicó que el Órgano de Coordinación para el Análisis de la Amenaza (OCAM) irá actualizando sus evaluaciones de la situación conforme avanza la investigación.

De momento este órgano decidió mantener en el nivel tres sobre una escala de cuatro la alerta por amenaza terrorista en el país, que implica un riesgo “grave, posible y verosímil” de atentado terrorista y conlleva medidas reforzadas de seguridad en todo el país, según ha indicado el ministro del Interior, Jan Jambon.

El grupo yihadista Estado Islámico reivindicó el ataque en el que fueron heridas con machete dos policías en Charleroi el sábado, afirmando que el atacante era un “soldado” del grupo. La fiscalía belga identificó al autor como un ciudadano argelino de 33 años, que tenía un prontuario “por delitos comunes pero no por actos terroristas”. “Se trata de R.B., residente en Bélgica desde 2012”, precisó esa instancia en un comunicado.

La mujer, que sufrió heridas profundas en la cabeza, deberá ser operada pero está fuera de peligro, al igual que su compañera, que fue herida solo levemente por el agresor.

La agencia de propaganda del grupo islamista indicó que el ataque “fue una respuesta a los llamados a golpear a ciudadanos” que pertenezcan a los países que forman parte de la coalición liderada por Estados Unidos, que bombardea al grupo en Iraq y Siria.

Los atacantes: lobos solitarios

Las autoridades belgas se cuidan de crear un ambiente negativo para las cincuenta diferentes nacionalidades que conviven el el país más cosmopolita de Europa central. Tan sólo en Bruselas,  viven millares de hijos de refugiados nacidos en el país que reivindican que el Estado los trata con cierto grado de exclusión social, y desigualdad en el acceso a los servicios públicos.

.
.

Leave a Reply