Home > Columnas > Los problemas del candidato Trump

Los problemas del candidato Trump

La victoria se le está escapando a Trump”, escribió Karl Rove el pasado miércoles, en medio de una percepción de crisis de la campaña presidencial republicana, producida por los resultados de las encuestas, que mostraban a Hillary Clinton con una ventaja sólida. El empate se había evaporado.

Todo el daño a la campaña de Trump ha sido autoinfligido, señala Peggy Noonan. Tanto Noonan como Charles Krauthammer, destacan los ataques a los padres musulma- nes del capitán del ejército Hu- mayun Khan, muerto en Irak en 2004, como el punto nega- tivo más crítico de Trump.

“Donald Trump”, escribió Krauthammer, “rompió la más sagrada de esas reglas: no atacar nunca a los miem- bros de una Familia de Oro”, como llaman los estadounidenses a los familiares cerca- nos de un soldado caído.

Los ataques de Trump a la familia Khan se convirtieron en una crisis del candidato, con la dirigencia del Partido Republicano. Los propios re- publicanos que han apoyado a Trump, como el goberna- dor Chris Christie, se distan- ciaron de esos ataques.

El conflicto escaló hasta el punto en el cual Trump negó su respaldo a las candidaturas a diputado de Paul Ryan, Presi- dente del Congreso de Estados Unidos, y a John McCain y Ke- lly Ayotte, quienes buscan su reelección como senadores. Es una situación totalmente biza- rra, declaró John Kasich.

Mientras tanto, las noticias sobre el estado de la elección se agravaron. Las encuestas dadas a conocer en la se- gunda mitad de la semana, revelaron que la ventaja de Hillary Clinton se expandía, hasta llevar al planteamiento de que el mapa electoral republicano se achicaba. En consecuencia, la preocupación republicana pasó a ser que la mayoría en el Senado podría perderse.

Sin embargo, hubo voces analíticas que mostraron cau- tela respecto de la lectura de las encuestas. Jeff Greenfield, advirtió que este año electoral no es normal. Existe un cier- to grado de nerviosismo, dice Greenfield, reflejado en la pre- gunta: ¿y si todo lo que cono- cemos sobre comportamiento político no es válido ahora?

La insatisfacción con el establecimiento político es muy elevada, señala Green- field. Una candidatura inde- pendiente puede inclinar la balanza. Según el análisis de Steven Shepard, tal candidatu- ra podría dañar más a Hillary Clinton que a Donald Trump.

Scott Rasmussen también hace notar que, pese a no seguir el manual político, Trump ganó las primarias y, advierte, lo mismo puede ocurrir en las elecciones ge- nerales. Si logra ganar la pre- sidencia, asevera Rasmussen, Trump no será un presidente parecido a Obama o a George W. Bush. Se estaría en presen- cia de otro estilo de gobernar. Eso puede ser muy alarmante para muchos, pero atractivo para los que están hartos de la política actual.

Por otro lado, la propia diri- gencia republicana y la cam- paña de Trump pueden llegar a algunos acuerdos que impidan un desastre en las urnas.

En resumen, la semana que concluye, la peor en la campaña presidencial repu- blicana, según el New York Times, llevó a plantear seriamente la viabilidad de la candidatura de Trump.

En un análisis basado en las filas republicanas, desecha la idea de que Trump abandone la carrera presidencial. Por otro lado, señala que el Partido Republicano no puede forzar su salida y correr el riesgo de enajenar la base partidaria de Trump.

El consenso hoy es que Trump continuará como candidato, que Hillary Clinton encabeza las preferencias electorales, pero que es muy temprano para tener un cálcu- lo electoral realista de lo que ocurrirá el 8 de noviembre.

.
.

Leave a Reply