Home > Nacional > Trata de personas: Recomendaciones para Guatemala

Trata de personas: Recomendaciones para Guatemala

Según el informe de la PDH, en Guatemala se explota a los niños forzándoles a mendigar y vender en las calles, en particular en la capital y a lo largo de la zona fronteriza con México, lo que con frecuencia es propiciado por miembros de la familia del niño, quienes los “alquilan” por día, facilitando su explotación. Las organizaciones criminales, incluyendo las pandillas, explotan a las niñas en el tráfico sexual y coaccionan a los hombres jóvenes en las zonas urbanas para vender o transportar drogas y cometer extorsiones.

.

De igual forma, algunos migrantes latinoamericanos que transitan por Guatemala, en ruta hacia México y Estados Unidos, son sometidos a la trata sexual o trabajo forzoso en estos países.

Algunas de las recomendaciones para la lucha contra la trata de personas en Guatemala son:

  • Mejorar el acceso y la calidad de los servicios especializados para todas las víctimas, incluso para las de sexo masculino.
  • Aumentar los esfuerzos para que los funcionarios del gobierno sean penalmente responsables por complicidad en la trata.
  • Fortalecer la implementación del protocolo contra la trata de 2014-2015.
  • Modificar la legislación para permitir que los adultos tengan acceso a los refugios y mejorar los servicios integrales y de protección de testigos.
  • Continuar los esfuerzos para investigar y enjuiciar los delitos relacionados con la trata, en especial los presuntos casos de trabajo forzoso y la servidumbre doméstica.
  • Aumentar la capacitación de los jueces y el entrenamiento de la Policía y funcionarios de justicia penal.
  • Proporcionar apoyo a las víctimas para reintegración y la protección de testigos.
  • Asignar y desembolsar fondos para servicios especializados a las víctimas. Aumentar los esfuerzos para investigar, procesar y condenar a los turistas sexuales.
  • Orientar las actividades de prevención hacia las poblaciones más vulnerables, incluidas las comunidades indígenas.
.
.

Leave a Reply