Home > Columnas > Morales: ¿centrista y nacionalista?

Morales: ¿centrista y nacionalista?

En breves declaraciones el presidente Jimmy Morales expresó a la prensa el día miércoles 27, que sí tiene ideología política. “Soy de centro y nacionalista, porque ser nacionalista es ser de centro”, recalcó. En todo caso quizá lo que el presidente pretendía era que se le desmarcara de la derecha y de la izquierda. Esto porque desde el inicio de su gestión al estar flanqueado por un influyente grupo de militares retirados, así como por su abierta simpatía hacia el Ejército de Guatemala, fue calificado como un presidente militarista y de derecha. Histórica será la fotografía en donde el mandatario en un acto militar, marcha con destreza y rebosante satisfacción. Pero luego se fueron evidenciando las estratégicas colocaciones de diversos funcionarios, específicamente en la SAT, el Ministerio de Gobernación y ahora en el Ministerio de Salud, los cuales fueron calificados por los sectores más conservadores del país, como simpatizantes de izquierda. Surgieron opiniones respecto a que la izquierda está tomando el poder en Guatemala. Nada más absurdo y equivocado.

Es en ese peculiar contexto en donde el presidente encuentra como por arte de magia una ideología que lo libera de ambos estigmas. Soy de centro y nacionalista, argumentó. Me surge la duda si su ideología orientada a ser de centro, se aproxima a aquella que en su momento planteó el licenciado Jorge Carpio Nicolle con su partido político Unión del Centro Nacional (UCN). En cuanto a su ubicación ideológica nacionalista, sería interesante determinar si la misma perfila similitudes con la ideología nacionalista impulsada por el general Efraín Ríos Montt en los años 82 y 83. Recordemos que ese nacionalismo del general Ríos Montt lo impulsó a tomar decisiones de política interna y externa sin consultarlas con los poderes fácticos tradicionales, tanto internos como externos, se opuso por ejemplo, a formar parte de la alianza militar centroamericana (Honduras, El Salvador y Costa Rica) cuyo objetivo era permitir la invasión de tropas foráneas en Nicaragua, cuando ese país era gobernado por los comandantes sandinistas. Acción que junto a otras de igual envergadura lo fueron distanciando de la simpatía de Washington, hasta que se produjo el denominado “relevo de poder”, que no era sino un golpe de Estado en su contra, mediante el cual el entonces ministro de la Defensa, general Humberto Mejía Víctores, asume el cargo de jefe de Estado.

Personalmente creo que todo ciudadano, y más aún todo político, debe tener una ideología determinada. La ideología política expone para quien la posea, la forma de ver el mundo y su realidad inmediata. Plantea principios económicos y políticos que articulados construyen un modelo social ideal determinado. Ser de izquierda, centro o derecha, es decisión de cada persona. Carecer de ideología implica no darle importancia al tipo de modelo social en donde vivimos y nos reproducimos. Por lo menos algo sabemos ahora: el presidente Morales asegura no ser de derecha, tampoco de izquierda. Es centrista y nacionalista. ¿Alguien tiene idea de lo que eso hoy realmente significa?

Carecer de ideología implica no darle importancia al tipo de modelo social en donde vivimos y nos reproducimos.

.
.

Leave a Reply