Home > Deportes > “Mi mejor gol, el cariño de la gente”

“Mi mejor gol, el cariño de la gente”

Como futbolista, uno de los mejores que ha habido en la historia, como persona, alguien que desde niño quiso ser exitoso, quien tuvo que pasar adversidades y carencias para poderlo lograr. Alguien que después de estar en la cúspide cayó, pero tuvo la fuerza para levantarse, hoy el exgoleador del Real Madrid, Inter de Milán y la Selección de Chile, Iván Zamorano, es un Guerrero de ejemplo, exitoso y triunfador, un niño que empezó soñando y se convirtió un personaje que tiene claro que no hay obstáculos para triunfar en la vida.

.

El trabajo de éxito del guerrero Zamorano empezó desde pequeño en un equipo llamado cultura Villa México

Sí, empecé desde muy chico y luego pasé al Benito Juárez, fueron los comienzos los que uno valora, jugar en una cancha de piedra y acompañado que mi papá me traspasó esta pasión por el futbol  y el amor por esta profesión, y fue ahí donde empecé a buscar posicionarme para empezarme a formar como futbolista.

Su papá quiso que usted cumpliera el sueño que él no pudo

Así es, mi viejo jugó al futbol, pero no de manera profesional aunque estuvo cerca de hacerlo, entonces ese sueño, esa aspiración por el futbol me lo transmitió a mí, con el deseo de que pudiera lograrlo yo. Lamentablemente, lo perdí muy chico, pero mi papá me dejó frases muy fundamentales, temas valóricos que al día de hoy me han ayudado mucho. Mi papá siempre ha estado conmigo, él es como el viento, no lo veo pero lo siento, en los momentos buenos y malos ha estado siempre conmigo.

Desde pequeño tuvo que hacerse cargo de su mamá y hermana ante la ausencia de su padre, aún así pudo cumplir sus metas ¿cómo lo hizo?

Fue difícil, era el único hombre de la casa, me tocó hacer cosas que no hacía un niño y sí un adulto, pero en general me tocó enfrentarlo con mucho esfuerzo y al fin y al cabo tuve el apoyo incondicional de mi mamá, mi hermana y mi abuela.

Y en 1985 se vinculó profesionalmente a Cobresal, su primer equipo

Desde luego, fue todo muy rápido, pasé de ser goleador de las divisiones inferiores de Cobresal a debutar profesionalmente a los 17 años, y desde ahí me inculque ser responsable, trabajar profesionalmente y con mucho esfuerzo y producto de ello pude salir al extranjero.

Con 20 años, tuvo que dejar Chile para irse a Europa al Bologna, de Italia, su primer equipo, pero el técnico lo discrimina y su historia empieza a escribirse en el Saint Gallen, de Suiza

Así fue, el técnico del Bologna dijo que estaba muy chico para jugar en Italia y me envían a Suiza, afronto ese desafío  en un país que no conocía, pero tenía muchas ganas de triunfar y hacerme un nombre a nivel europeo.

Su buen desempeño y 34 goles marcados le abrieron las puertas para emigrar a una de las grandes ligas de europa y jugar para el Sevilla

Me fui llorando de Suiza para el Sevilla, porque ahí me dieron la posibilidad de trascender en lo futbolístico y personal. En dos años logré consolidarme y el Sevilla marcó una transición enorme en mi carrera y me llevó al mejor equipo del mundo.

Y en 1992, cumplió el sueño que un día tuvo su padre, verlo en lo más alto del futbol mundial y llegó al Real Madrid

Así es, jugar en el Real Madrid es abrir las puertas de los hogares de todo el mundo, marcó y me consolidó mi carrera a nivel mundial, esos cuatro años  fueron maravillosos, prácticamente pude ganarlo casi todo y viene a enmarcar mi carrera que de alguna manera me siento honrado y orgulloso por haber pasado por esa institución.

Fue campeón, goleador de liga, marcó el gol 4 mil del Madrid y le anotó un triplete al Barcelona ¿es un éxtasis eso?

(Se ríe… ) Absolutamente, los recuerdos de lo que viví en el Real Madrid están en mi alma, ser campeón, Pichichi, mejor jugador sudamericano, marcar un gol faltando cuatro minutos para ser campeón, tres goles al Barcelona en una noche mágica donde ganamos 5-0, pero sobre todas las cosas el cariño y el respeto de la gente no tiene precio, pareciera que nunca me fui del Real Madrid.

Luego vuelve a Italia, para jugar con el Inter de Milán

En el Real Madrid había cumplido un ciclo y necesitaba cambiar de aires, y se abrió la oportunidad de ir a Italia, a sacarme esa espinita de la vez pasada cuando esa puerta se me cerró. Llegué al Inter un gran equipo, pero que carecía de logros, llegamos a dar lo nuestro y logramos cosas importantes.

¿Cuál es el gol que jamás olvidará en su carrera?

Es difícil encontrar uno en especial,  el que dio la medalla de bronce a Chile en la Olimpiada de Sidney (2000), el gol del Real Madrid que faltando cuatro minutos dio el título, el gol en la final de Copa UEFA con el Inter, el primer gol y el último.

Pero el más importante es el que conseguí con la gente, ahí fue donde yo marqué la diferencia, el sentirme valorado, por la lucha, por la entrega, mi mejor gol ha sido el cariño que recibo de la gente.

¿Qué es lo más preciado de estar en la cúspide la fama del futbol?

Sentirse valorado, cuando una hace bien las cosas te sentís valorado, siempre he sido un tipo que aspira a más, no me conformo con poco, siempre intenté progresar y hasta la fecha lo sigo haciendo.

A usted le ha tocado estar en la cimay en el suelo, es un ejemplo de volverse a levantar ¿cómo lo logró?

La vida es superarse, la vida es superar obstáculos, la vida es sobreponerse y salir mucho más fortalecido, me ha pasado de todo, pero sé hasta la fecha que nunca hay que dejar de luchar por alcanzar los sueños, y acá estamos.

Fuera de la cancha hay nuevo Iván Zamorano, ¿cuál es?

Hay tres Iván, sigo siendo el Iván deportivo, el futbolista, el comentarista deportivo, el Iván empresario, haciendo una labor importante de liderazgo, y el Iván familiar, la labor de esposo de papá, que es fundamental en la vida y sigo cumpliéndolo día a día, y poniendo todo el esfuerzo y desempeño que sea posible.

La lucha de un Guerrero

El chileno Iván Zamorano, tuvo ayer la oportunidad de compartir con varios de sus fans, en una conferencia donde dejó marcado cómo ha logrado trascender en su vida futbolística y empresarial.

El Bam Bam trajo un mensaje de motivación y liderazgo, donde enmarcó que no hay nada en la vida que pueda imposibilitar lograr los sueños y triunfar, inyectando positivismo e inculcando que la disciplina y el trabajo constante nos llevan al éxito.

Iván Luis Zamorano Zamora

Nacimiento: 18 de enero de 1967

Originario: Maipú, Chile

Edad: 49 años

Posición: delantero

Equipos: Cobreandino, Cobresal, Colo Colo (Chile), Saint Galle (Suiza), Sevilla, Real Madrid (España), Inter (Italia), América (México), Selección Nacional de Chile

Goles en su carrera: 348

Máximos logros: Segunda División (Cobreandino 1985), Copa Chile (Cobresal 1987), Copa del Rey (Real Madrid 1993), Supercopa de España (Real Madrid 1993), Liga de España (Real Madrid 1995), Copa de la UEFA (Inter 1998), Medalla de bronce (Sidney 2000, Selección de Chile), Título de Liga (América 2002)

3

.
.

Leave a Reply