Home > Pulso > Cepal reduce previsión de crecimiento de 3.7% a 3.5%

Cepal reduce previsión de crecimiento de 3.7% a 3.5%

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en su más reciente proyección estimó un crecimiento para Guatemala en 3.5%, el cual es inferior al 3.7% que preveía en abril pasado.

Durante la presentación del Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2016 en la sede central de Cepal en Chile, la secretaria ejecutiva, Alicia Bárcena, resaltó una mayor contracción (-0.8%) para la región este año, aunque refirió que hay “un comportamiento muy heterogéneo entre países y subregiones”.

En el caso guatemalteco, Bárcena señaló que “la ralentización en el crecimiento será producto de menores gastos públicos, pero se continuará con el impulso de la demanda interna, sobre todo el consumo privado”. Agregó que “esta cifra está dentro del rango de expectativas de crecimiento por parte del Banco de Guatemala (entre 3.1% y 3.9% para 2016)”.

El presidente en funciones del Banguat, Sergio Recinos, ha manifestado en varias ocasiones que el crecimiento económico estaría dentro del rango estimado con una mayor probabilidad de que se ubique en el punto central.

En cuanto a la inflación para finales de este año, el banco central prevé una tasa cercana al valor puntual de la meta, en torno a 4%. Además, refirió que se prevé que el déficit fiscal se incremente levemente hasta alcanzar 1.6% del producto interno bruto (PIB), por debajo del 2% considerado congruente por las autoridades del banco central, con la estabilidad de la deuda pública.

“En lo referente a la cuenta corriente, se prevé un incremento del déficit hasta un 1% del PIB”, agregó.

Bajo gasto público

La Cepal hizo referencia a que las finanzas públicas guatemaltecas iniciaron el año con un presupuesto vigente de Q70,796 millones, equivalente al 13.5% del PIB, el monto más bajo en los últimos 20 años y que en abril se amplió el presupuesto por Q250 millones para la ejecución de recursos provenientes de donaciones externas y para la aplicación de la Ley de Extinción de Dominio.

El estudio indicó que en mayo de este año, los ingresos acumulados del gobierno central habían registrado un incremento interanual real de 2.3%, mientras que los gastos se habían contraído un 14.6%, principalmente por la disminución de los gastos de capital (-35.4% en términos reales).

Por aparte, la deuda externa mostró un leve decrecimiento en los primeros cuatro meses del año (-1.2% comparado con el saldo a finales del año anterior), mientras que la deuda interna se incrementó 3.7%.

El organismo regional señaló que al 30 de junio de este año, el tipo de cambio nominal tuvo una depreciación de 0.4% y la intervención del Banco de Guatemala en el mercado cambiario, conforme a la regla de participación vigente, generó compras de divisas por $487.8 millones, monto que incrementó rápidamente durante el segundo trimestre del año.

Vista regional

Lenta expansión

Bárcena manifestó que “la capacidad de los países para acelerar el crecimiento económico depende de los espacios para adoptar políticas que apoyen la inversión. Estas políticas deben acompañarse con esfuerzos para cambiar la conversación entre el sector público y las empresas privadas”.

El estudio revela que en el ámbito externo, la economía mundial mantendrá bajos niveles de crecimiento, los que serán acompañados por una lenta expansión del comercio, el que no ha logrado recuperar los niveles registrados antes de la crisis financiera global.

A esto se suma el deterioro en los precios de exportación de los productos básicos de la región y la mayor incertidumbre y volatilidad financiera internacional, que han aumentado tras la decisión del reino Unido de salir de la Unión Europea.

En el ámbito regional, para América del Sur se espera una contracción de -2.1% este año afectada principalmente por un deterioro en sus términos de intercambio, una menor demanda externa y una importante desaceleración de la demanda interna, que refleja una significativa caída en la inversión doméstica.

Según el informe, se prevé que seis países muestren un contracción económica: Venezuela (-8%), Suriname (-4%), Brasil (-3.5%), Trinidad y Tobago (-2.5%), Ecuador (-2.5%) y Argentina (-1.5%).

.
.

Leave a Reply