Home > Pulso > MP y SAT intervienen séptima empresa por evasión tributaria

MP y SAT intervienen séptima empresa por evasión tributaria

F. Quiñónez y K. de León

.

Otra empresa fue intervenida por el Ministerio Público (MP) y la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) sindicada de defraudación tributaria. Se trata de la compañía Bellamar Tiquisate, S.A., cuya actividad consiste en el procesamiento y venta de banano en mercados, tanto locales como internacionales, informó el MP.

Las entidades lograron que el Juzgado Tercero de Primera Instancia Penal otorgara una medida precautoria con carácter de intervención de la empresa sindicada de cometer los delitos de defraudación tributaria y casos especiales de defraudación tributaria por un monto defraudado de Q140.8 millones, más multas e intereses, lo que puede superar los Q300 millones.

“A petición del MP, el juez resolvió el embargo precautorio con carácter de intervención; nombró a siete personas, incluido el interventor, auditores tributarios y notarios auxiliares”, informó el MP.

Agregó que el juzgado también autorizó el arraigo del representante legal de Bellamar Tiquisate, S. A., Manuel de Jesús Elías Higueros y anotación de embargo sobre 109 vehículos registrados a nombre de la entidad.

También se reiteró el embargo de cuentas en los bancos del sistema registradas a nombre de la entidad denunciada y embargo con carácter de intervención del establecimiento a nombre de Agrobelsa, propiedad de la empresa intervenida.

Antecedentes

La solicitud fue requerida tras una serie de inconsistencias detectadas durante una auditoría realizada por la SAT a la empresa durante el período del 1 de enero al 31 de diciembre de 2011. Derivado de esta auditoría, se estableció que la entidad simulaba transferencias de supuestos pagos en exceso, con el fin de evitar el pago de impuestos, por medio de otras entidades.

Durante las auditorías e investigación se determinaron tres inconsistencias. La primera, que en la cuenta por cobrar a sus clientes, la entidad Sallenburg Overseas Limited no hizo pagos en exceso; sin embargo, Bellamar Tiquisate, S. A., documentó cobros por compra de divisas de cuentas propias y depósitos a sus mismas cuentas, de la entidad relacionada denominada Hame, S. A., las cuales ascienden a Q57.6 millones. Se realizaron transferencias de un banco a otro, dejando evidencia de que no se realizó ningún cobro, toda vez que el mecanismo se dio en que en una cuenta se incrementan montos y en otras, disminuyen. Además, las autoridades establecieron que Salenburg Overseas Limited, emitió dos notas de débito por valor de Q63.6 millones, lo cual resulta en una devolución improcedente, dado que se comprobó que no existen anticipos por dicho cliente, que estén respaldados con transferencias provenientes del extranjero.

Otros detalles

La segunda inconsistencia consiste en que la entidad sindicada realizó préstamos a Comercializadora del Oeste, S. A., ubicada en Panamá, y no presentó ninguna documentación que respaldara dicho préstamo.

La tercera observación señala que se realizó un contrato de préstamo con la entidad Zafra Bank of New York sin que pusiera a la vista de los auditores tributarios el contrato respectivo y luego constataron que dicha entidad bancaria es el socio mayoritario de Bellamar Tiquisate, S. A.

Todo el sector exportador de banano, en los primeros cinco meses de este año, ha exportado $312.7 millones y el año pasado vendió $759.5 millones.

Facturas falsas

Empresas de cartón

El titular de la SAT, Juan Francisco Solórzano Foppa, detalló que Bellamar Tiquisate, S. A., fue denunciada por la entidad “por utilizar distintos mecanismos para defraudar al Estado y en este caso se identificó que usaban facturas falsas, ya que las empresas no existían”.

Incluyendo a Bellamar, la SAT y el MP han logrado la intervención de siete empresas, la mayoria de las cuales ya ha pagado el monto defraudado, más la multa e intereses.

Se trata del Hotel Westin Camino Real, también este mes, por un monto de Q45 millones.

En junio, las autoridades intervinieron la exportadora de café Bero de Guatemala, S.A., por Q14 millones, mientras que en mayo fueron cuatro: Ajemaya, S. A., fabricante de bebidas carbonatadas por Q27.8 millones defraudados; Farmacias de la Comunidad, por Q25 millones; Farmacias Galeno, por Q34.8 millones y Aceros de Guatemala, que pagó más de Q800 millones.

“A estas entidades, absolutamente a todas, se les dio la oportunidad de agotar los procesos administrativos. Posteriormente, en la vía penal y la mayoría lo ha hecho.  Muchos de estos casos se han retrasado por la cantidad de acciones legales que han presentado ante los tribunales de justicia”, dijo Solórzano.

Agregó que “estamos respetando el debido proceso y se les están dando múltiples opciones de defensa a los contribuyentes para no llegar a la vía penal; no es nuestro objetivo, porque genera un desgaste institucional”.

Juan Francisco Solórzano

SUPERINTENDENTE DE SAT

“Fue denunciada por utilizar distintos mecanismos para defraudar al Estado”.

.
.

Leave a Reply