Home > Editoriales > Las acciones ejemplares de la SAT

Las acciones ejemplares de la SAT

La Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) sigue mostrando una eficiencia no vista hasta la llegada de Juan Francisco Solórzano Foppa. Sus investigaciones, hallazgos y demandas están teniendo resultados positivos. Los evasores y elusores están cayendo como moscas en la miel.

La última empresa en turno, acusada de defraudar al fisco Q140 millones, fue Agropecuaria Bellamar Tiquisate, S.A. Esta compañía deberá cancelar esa suma y agregar otra cifra igual por concepto de multa, así como intereses por la falta de pago.

Antes de ella ya han caído otras tantas entidades defraudadoras. Entre las más conocidas están Aceros de Guatemala, Farmacias Galeno y Hotel Westin Camino Real. Las sumas adeudadas y canceladas tras la presión de la SAT han sido tan significativas que permitieron al ente recaudador, ingresos suficientes como para reducir la brecha fiscal acumulada y dejarla en alrededor de Q300 millones.

Más interesante resulta saber que este tipo de acciones han hecho que muchos más se acerquen a la autoridad tributaria y cancelen sus deudas, evitando así escándalos posteriores, detenciones innecesarias y, por supuesto, vergüenzas públicas.

Por supuesto que hay quienes se atreven a decir que la SAT no está actuando correctamente, pues ejerce una especie de persecución que agrede al sector privado y espanta la inversión, no solo local sino también la extranjera. Claro que respetamos toda forma de pensar, aunque no la compartamos. Y este último planteamiento consideramos que no abona a la convivencia social dentro de un real Estado de Derecho.

Consideramos que todo mundo debe pagar los impuestos que le corresponden. También creemos que todos tenemos derecho a plantear nuestras inconformidades ante la autoridad tributaria, cuando creamos que son cálculos injustos o mal elaborados. Pero si al final de la jornada la ley no nos ampara, pues no nos queda más que cumplir y pagar. De lo contrario, la SAT está en todo su derecho de solicitar intervenciones administrativas y financieras, como lo está haciendo con frecuencia durante los últimos meses, así como pedir que los responsables de la evasión o elusión sean condenados a prisión, conforme la ley.

Solo así se promoverá la justicia tributaria y el respeto a la ley. Pero también, solo así, Guatemala alcanzará los niveles aceptables de recaudación que le permitan convertirse en un país que se inicie en la ruta del desarrollo y el crecimiento sostenible.

Respetamos a los críticos, pero no estamos de su lado. Más bien aplaudimos la actitud de la SAT, pues creemos que sólo con este tipo de acciones ejemplares se logrará respeto y cumplimiento de la ley. Solo así, caminaremos hacia la independencia económica para ya no subsistir con préstamos y donaciones.

.
.

Leave a Reply