Home > Nacional > Estalla otra crisis del sistema penitenciario

Estalla otra crisis del sistema penitenciario

Enfrentamiento armado en Pavón deja 13 reos muertos, incluido Byron Lima Oliva.

E. Galindo, D. Tercero y C. Foronda

Las debilidades y la corrupción imperantes desde hace décadas en el sistema penitenciario se evidenció de nuevo ayer a eso de las 10:00 horas, cuando se registró un ataque con granada contra el reo Byron Lima Oliva, en prisión por la muerte de Monseñor Juan Gerardi.  tras lo cual, este fue ejecutado de dos balazos en la cabeza, a pesar de que se hallaba con sus guardaespaldas. De inmediato, hubo una balacera que dio como resultado la muerte de 12 personas más, varias de las cuales no habían sido identificadas al cierre de esta edición, a pesar de que inicialmente se rumoró que el ataque se llevó a cabo mientras Lima daba declaraciones a un periodista, acompañado de Johana Elizabeth Birriel, de 24 años, quien supuestamente era empleada del área de reinserción.

En el hecho también resultaron heridas otras 13 personas, pero solo habían sido identificados Alba de Barrios, César Augusto Esquivel, Julio César Aguirre, Juan Ramiro Cac y Jesús Arias Morales.

Sindican a “El Taquero”

Un reo apodado “El Caballito”, salió a hablar a los jefes policiacos en la entrada de la cárcel y a los periodistas, e indicó “que los responsables del estallido de la granada fueron allegados a Marvin Montiel, alias “el Taquero” (condenado por la muerte de 15 nicaragüenses y un holandés), pues tenía problemas con Lima, debido a que este controlaba la venta de drogas a los internos, lo que causó el conflicto entre ambos.

Tras el enfrentamiento, varios privados de libertad evacuaron a las víctimas con heridas de esquirlas y de bala.  Esto, debido a que varias unidades de la Policía Nacional Civil ingresaron al complejo carcelario, pero no entraron a los sectores, para resguardar la vida de unas 125 personas, entre ellos niños y mujeres, quienes se encontraban de visita cuando ocurrieron los incidentes.

Fue hasta a las tres de la tarde cuando unos 500 agentes encabezados por el Grupo de Acción Rápida (GAR), portando escudos blindados, iniciaron la búsqueda de víctimas y encontraron ocho cadáveres.  Varios decapitados, tres baleados y un quemado.

Entre los fallecidos están Lima, Gerónimo Juárez, Víctor Manuel Cruz y otros tres conocidos con los apodos “el Kaibil”, “Lico” y “Chichimeco”.

 

francisco-rivas

Rivas: más dudas que respuestas

En horas de la tarde, el ministerio de Gobernación, Francisco Rivas, en conferencia de prensa dio a conocer los datos preliminares de la masacre.

Sin embargo, la constante de Rivas fue evadir las respuestas a las  preguntas de los medios de comunicación.  Por ejemplo, sobre la forma como ingresaron las granadas y las armas de fuego al centro de detención, solo dijo que se está investigando el hecho.

Lo único que dejó claro fue la participación del presunto narcotraficante “el Taquero” y que otros 24 reos se hallan custodiados por las fuerzas de seguridad en un sector no revelado .

También confirmó que inicialmente, hubo 13 personas fallecidas de las cuales, 4 fueron decapitadas, una calcinada y 3 más recibieron proyectiles de arma de fuego. Las otras 5 dijo que estaban siendo examinadas por el Instituto de Ciencias Forenses (Inacif).  Una de las primeras personas identificas fue Lima.

Por último, indicó que ya tiene los nombres de las 125 personas que estaban en el área de visitas, por lo que el Ministerio Publico (MP) será el encargado de las averiguciones del caso.

Piden investigar a fondo

La analista Corine Dedick, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), opinó que Guatemala tiene un sistema penitenciario sin capacidad y es importante analizar la situación, ya que las autoridades tienen que investigar cómo ingresaron armas de alto poder al centro carcelario.

“Queda claro que no existe un plan de emergencias para poder controlar este tipo de situaciones, pues los guardias entraron hasta horas después de que iniciaron los problemas en el interior”. También dijo que no es posible que se debilite la seguridad de los penales, enviando a gran cantidad de policías penitenciarios a la torre de tribunales.

En cuanto al tema de la muerte de Lima, la analista dejó claro que no profundizaría en el terma, “pero se lamenta toda muerte; y también es otra señal de que el sistema no tiene capacidad de resguardar la vida de los privados de libertad”.

Carmen Aída Ibarra, del grupo Pro Justicia  se refirió al sistema penitenciario como un instrumento del crimen organizado, puesto que si se fraguó un plan para matar a Lima Oliva, que supuestamente era el privado de libertad más poderoso de las cárceles, lo que indica que hay algo mas fuerte detrás y que no se ha controlado la institución.

“Para el Movimiento Pro Justicia no se habla de un privado de libertad, sino de un guatemalteco al que debieron garantizarle la seguridad; esto demuestra lo mal que está el sistema penitenciario, por lo que se deben buscar solucionar para evitar que se sigan dando este tipo de deficiencias que cobran vidas humanas”.

Helen Mack, de la Fundación Myrna Mack, también ve esta situación como el resultado de lo débil que está el sistema penitenciario “lo que además, no es algo nuevo, eso viene de mucho atrás”.

Respecto al asesinato de Lima ella indicó que es una situación difícil, pero este tipo de crímenes ya se ha dado en otras ocasiones, porque él era un preso más, como muchos que han muerto de la misma forma.  Agregó que “Lima era muy controversial y a lo largo del tiempo se hizo de muchos enemigos. Ya era conocida la pugna de poderes existente en el centro carcelario y a estas alturas, la muerte de Lima pudo venir de cualquiera de sus enemigos.  Mientras las deficiencias del sistema penitenciario no se solucionen, estos problemas continuarán”.

 

lima3

Acusa a jueces y fiscales

Para el abogado Moisés Galindo, defensor legal de Byron Lima, esta no fue una muerte producida por el privado de libertad conocido como “el Taquero” sino una muerte preparada por jueces y  fiscales para un preso político.

“Hace 25 días tuve la oportunidad de visitar al capitán y lo vi emocionado porque personas del FBI lo visitaron; ellos en su momento indicaron que Byron no estuvo presente en el crimen (de Gerardi), pues no se encontró evidencia alguna, por lo que sugirieron reabrir su caso”, afirmó.

También dijo que “fueron 18 años de injusticia que demuestran que el sistema está fallido y el Estado tiene que responder por esto; tarde o temprano todo saldrá a luz, pues a Lima le pusieron trabas para salir, él hubiera estado fuera desde hace 5 años pero no querían que eso se diera”

 

lima

Lima, un líder dentro de las cárceles

El excapitán del Ejército Byron Miguel Lima Oliva, de 46 años, murió ayer en la cárcel de Pavón.  Nadie imaginó que su vida podría terminar de forma violenta y menos, dentro de la cárcel donde tuvo su fortín, desde hace varios años.

Lima nació el 2 de octubre de 1969 e ingresó a prisión en 2001, junto con su padre Disrael Lima, sindicados de participar en la muerte de Monseñor Juan José Gerardi el 26 de abril de 1998.

Fue condenado a 30 años de prisión, pero muy pronto fue noticia por ser considerado un reo privilegiado, debido a sus constantes entradas y salidas del centro carcelario y por diversos negocios montados dentro de la prisión.

En el año 2010, Lima con otros reos crearon una cooperativa llamada “Torre Fuerte”, de la que él fue el gerente.  En esta fábrica se fabricaron uniformes, calzado, gorras y playeras para clientes que eran militares y del partido Patriota.

En 2013 fue capturado afuera de la cárcel Pavoncito, cuando regresaba de una supuesta diligencia médica, aunque esta no había sido autorizada.  Habría cometido este ilícito unas 37 veces.

Hace dos años se le sindicó de ser el líder de una red criminal dentro del Sistema Penitenciario e incluso se dijo que manejaba todas las cárceles del país y decidía los traslados de reos de una prisión a otra, por lo que cobraba miles de dólares.

También se le acusó de otros delitos como lavado de dinero, asociación ilícita, tráfico de influencias y uso de teléfonos móviles de manera ilegal en prisión.

El 3 de septiembre del 2014, le notificaron sobre otro proceso en su contra, por ser el presunto cabecilla de una estructura criminal que tomó el control de las cárceles.

 

cicig-byronlima

Opinan Aldana y Velásquez

La Fiscal General, Thelma Aldana, opinó que lo sucedido ayer es lamentable, “pero ya hay equipo del Ministerio Público trabajando la escena del crimen y hasta que ellos nos rindan información, podré tener la versión oficial”.

También dijo esperar que “el ministro de Gobernación dé la información que él estime oportuna; hay que actuar con tranquilidad y con calma porque Guatemala merece un destino mejor.  Yo sé que el señor ministro en este momento está con sus equipos de trabajo, tratando de recabar toda la información y por mi parte, tengo a los fiscales de delitos contra la vida y de Santa Catarina Pinula en la escena del crimen, haciendo lo que les corresponde”.

Por su parte, Iván Velásquez, jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) expuso: “Me parece que es un hecho grave que tiene que ser investigado; no tengo en este momento mayores detalles; no he podido conversar con quienes se encuentran ahora en la cárcel. Hay presencia de fiscales y grupos de escena de crimen y de unos compañeros investigadores de la Cicig”.

Añadió que en contra de Byron Lima Oliva había un proceso abierto por el tema de corrupción en el Sistema Penitenciario, desde septiembre de 2014, por lo que “se hará solo la declaratoria de extinción de la acción penal, pero continúa la investigación sobre a las otras personas vinculados aeste hecho”.

Leave a Reply

8 − 3 =

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com