Home > Columnas > Auditoría de Dueñez

Volvimos a tener la posibilidad de trabajar con una familia empresaria de Medellín, Colombia. En esta región antioqueña el espíritu empresarial es fuerte y los hombres de negocios son emprendedores y determinados.

Les planteamos hacer con ellos una Auditoría de Dueñez®. Se asombraron del nombre de nuestra propuesta. Poco a poco fuimos explicando las intenciones y alcances de nuestra oferta. Centenares de ocasiones hemos enfrentado esta situación. Explicaré lo que entendemos con tal expresión.

La Auditoría de Dueñez es una metodología que sirve para conocer de manera muy ágil y rápida la situación de un grupo empresarial, de cada uno de sus negocios y de la familia propietaria que lo controla. En este proceso podemos determinar el potencial de creación de valor de ese grupo y precisar las condiciones para que se puedan realizar de forma efectiva cambios trascendentes en relativamente poco tiempo.

No hay dos empresas familiares iguales, ni siquiera muy parecidas. Si observamos sus rasgos propios en un momento determinado, y luego volvemos a observarlos años después, muchas veces nos encontraremos con pocos cambios relevantes.

Lograr transformaciones profundas en las empresas familiares demanda de una buena dosis de voluntad de cambio, luchar contra poderosas inercias que mantienen atados a sus líderes y miembros, y tener muy claro de qué situación partimos y qué cambios estratégicos queremos lograr.

Este proceso permite adentrarnos en las realidades de la empresa, como su entorno e industria, y sus mercados, productos, fórmulas de negocio, sistema de gobierno, estructura de organización y eficiencia económica en cada una de sus unidades de negocio. También nos permite conocer e interpretar las realidades de la familia empresaria, sus miembros, cultura, valores, interrelaciones, la forma como toman decisiones y su manejo emocional.

El proceso no es complejo. Los miembros clave de la organización llenan unos cuestionarios y son entrevistados a profundidad. En privado expresan sus percepciones de lo que acontece en su grupo, sus interpretaciones de la dinámica de su familia, el rol que personalmente juegan en ambas instituciones, y sus temores y sentimientos por lo que están viviendo. También nos comparten su entendimiento de los inhibidores e impulsores de creación de valor en sus negocios, así como sus perspectivas de cara al futuro y lo que quisieran cambiar en su empresa y su familia.

Recabamos información sobre el diseño y funcionamiento de su fórmula de gobierno y sus organigramas, y sus estados financieros “reales” de los últimos cinco años. Procesamos esa información en reuniones de trabajo y vamos descubriendo cómo el grupo y cada unidad de negocio administra los procesos de generación, multiplicación y captura de valor, así como las áreas de oportunidad para mejorar esos procesos que, en nuestro concepto, corresponden al ejercicio de la Dueñez.

También vamos detectando la dinámica familiar, su calidad de diálogo, el nivel de confianza y respeto que predomina en sus relaciones, su gestión emocional, su capacidad de manejar conflictos y, en síntesis, el nivel de armonía que prevalece en esa familia.

Después de compartir todo eso, los cuestionamos sobre lo pertinente del momento que están viviendo. Nuestro propósito es diagnosticar y empezar a desenredar, para ayudar a destrabar sus inhibidores de creación de riqueza y auxiliar en el óptimo aprovechamiento de sus impulsores de valor. También buscamos construir caminos sólidos de armonización familiar.

Esta metodología funciona espléndidamente cuando trabajamos con empresarios que demuestran apertura y disposición al diálogo, con empresas que tienen una vocación demostrada de crecer rentablemente, y con familias que de verdad desean perpetuar su capacidad de crear riqueza.

Al final lo que encontramos en estas familias son las grandes áreas de transformación donde tienen que trabajar para fortalecer sus procesos de Dueñez compartida y detonar la creación de valor en sus negocios.

¿Cómo establecer las posibilidades de cambio y el potencial de crecimiento de valor de una empresa familiar?

Leave a Reply

diecinueve − dieciocho =

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com