Home > Vida > Tim Burton, por héroes más humanos

Tim Burton, por héroes más humanos

“Dar una versión más humana de los superpoderes” y de las rarezas de un grupo de niños fue el objetivo que se marcó el director de cine estadounidense Tim Burton en su nueva cinta Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children.

.

El cineasta, de 57 años, habló de su nuevo largometraje, en el que de nuevo eleva a la máxima potencia su marca personal: un escenario fantástico y colorido bañado en tintes góticos y tétricos.

“Me identifico con los personajes, conecto con ellos. Es una versión más humana de los superpoderes, porque los chicos tienen peculiaridades y me interesaba presentar a un grupo de niños que van a salvar el mundo a pesar de ser quienes son”, enfatizó Burton.

La historia, basada en el libro homónimo infantil de fotografías del escritor Ransom Riggs (2011), sigue los pasos del joven Jake (Asa Butterfield) hasta Gales en su intento por descubrir los secretos de su abuelo (Terence Stamp), después de que este murió en extrañas circunstancias.

La cinta cuenta con grandes de Hollywood, como Samuel L. Jackson, Judi Dench y Eva Green, que se enfunda el traje victoriano de Miss Peregrine, una mujer que puede convertirse en pájaro y que dirige una escuela en la que viven un grupo de niños con habilidades especiales.

“Quiero que la película conmueva al público y los ayude a enfrentar sus problemas y la forma en la que se sienten. Esto es lo que me define”, afirmó el director de películas como Charlie and the Chocolate Factory o The Nightmare Before Christmas.

Entre los pupilos de Green resaltan una joven que manipula el aire, un chico con una colmena de abejas en su cuerpo, una niña que esconde una boca con dientes afilados detrás de su cabeza y unos gemelos que cubren sus rostros con máscaras y que recuerdan a Tomás, el misterioso protagonista de la cinta española El Orfanato.

Burton explicó que supo del libro “hace un par de años” y que trasladar a fotogramas las imágenes de la obra de Riggs fue “el reto más difícil”.

“No sabía nada de la historia, no leí ninguna reseña. Quería aire fresco y no tener ninguna idea preconcebida ni influencias externas”, explicó.

El director subrayó que le fascinaba el hecho de construir toda una película por medio de las instantáneas originales, ya que emanan “poesía” y “horror” al mismo tiempo: “dejaban lugar a la imaginación y espacio para crear tu propia narración, y ese es el método de abordar el mundo”.

“Antes de las películas, había cuentos de hadas que también eran duros y terroríficos, y hasta más gráficos y grotescos”, respondió Burton sobre si era indicado que el público infantil viera la cinta.

“Los niños lo ven todo como sueños e imágenes difusas porque aún no entienden como un adulto. Por eso es importante mezclar la abstracción con amor y humor. No pongo cosas raras por poner cosas raras”, matizó.

El cineasta estadounidense manifestó también la grata sorpresa que se llevó al trabajar con Judi Dench y Samuel L. Jackson en un ambiente totalmente nuevo para ellos.

“Dench es fantástica, cogió la ballesta desde el primer día. Me gustó trabajar con ambos en una forma diferente de la que están acostumbrados. Han rodado muchas películas, pero todavía sienten curiosidad y mantienen una actitud positiva ante proyectos como este”, repuntó.

“Es un estímulo trabajar con gente así”, remató Burton con una sonrisa llena de satisfacción.

.
.

Leave a Reply