Home > Pulso > Migración hace perder $100 millones a isla

Migración hace perder $100 millones a isla

La migración que sufre Puerto Rico, la más acusada de su historia moderna, es responsable de una caída en la recaudación pública de unos $100 millones anuales, lo que alimenta un deterioro en los servicios públicos que a su vez incentiva el éxodo poblacional.

Se trata de un círculo vicioso del que dan cuenta los resultados difundidos este martes de un estudio elaborado por el Centro de Información Censal (CIC) de la Universidad de Puerto Rico, en la localidad de Cayey, a partir de datos de la Encuesta sobre la Comunidad de Puerto Rico.

Según sus datos, la migración desde Puerto Rico hacia EE. UU. supone una pérdida en la recaudación de Hacienda porque se trata de gente que deja de tributar, ya sea por sus ingresos a través de las “planillas” (declaraciones de renta) o por el pago del impuesto sobre ventas y uso (IVU), entre otros.

El estudio pone de relieve que para el año 2014 un total de 68,099 personas abandonaron la isla, en términos netos (después de restar el número de personas que llegaron al número de las que salieron). Ello supone una media de 186 personas al día en una isla que tiene 3.5 millones de habitantes.

La media de sus ingresos podría rondar los $12 mil, según este estudio, que recuerda que para ese año la tasa del IVU era del 7%, por lo que la pérdida estimada en el impuesto sobre el consumo –siempre según sus cálculos– fue de $59 millones.

Por lo que se refiere a las contribuciones sobre la renta, el estudio parte de la premisa de que solo los individuos que ganaron más de $15 mil anuales habrían presentado sus correspondientes declaraciones a Hacienda si no se hubieran ido de la isla.

Además, establece que la tasa de tributación media habría sido del 10%, lo que habría supuesto cerca de $27 millones en ingresos adicionales a las arcas públicas durante el año 2014.

Las pérdidas

Otros impuestos

La pérdida aproximada en recaudación por ambos conceptos se calcula en unos $86 millones, a lo que habría que sumar las contribuciones que los emigrantes habrían podido realizar si se hubieran quedado en la isla por otros conceptos, como los impuestos sobre los vehículos de motor, las ventas de cigarrillos y otros tributos especiales.

Tampoco se incluyen los costos de realizar diferentes trámites con entidades gubernamentales, que también son ingresos que revierten en las arcas públicas.

.
.

Leave a Reply