Home > Deportes > Froome es nuevo líder del Tour de Francia

Froome es nuevo líder del Tour de Francia

Bagnères-de-Luchon (Francia). Una exhibición inolvidable de Chris Froome (Sky) en el descenso del Peyresourde le permitió al defensor del título ganar la segunda etapa pirenaica disputada entre Pau y Bagnères-de-Luchon, de 184 kilómetros, y convertirse en nuevo líder del Tour.

Froome, de 31 años y doble vencedor del Tour (2013 y 2015), se adelantó al grupo de favoritos a pocos metros de la cima del Peyresourde, a 17 de meta, y se lanzó a tumba abierta hasta Bagnéres de Luchon haciendo inútil la persecución de sus rivales. Su valentía y clase le permitió alzar los brazos por sexta vez en el Tour.

El ciclista de origen keniano lanzó el primer aviso serio. Su apuesta fue rentable, que no definitiva. Adelantó en meta por 15 segundos a un grupo comandado por el irlandés Daniel Martin (Etixx) y el español Joaquim “Purito” Rodríguez (Katusha). Ahí viajaba Nairo Quintana (Movistar), que con la bonificación de Froome perdió 23 segundos.

Golpe de autoridad de Froome, ya líder, con 16 segundos sobre Adam Yates y Purito. Quinto queda Alejandro Valverde a 19 segundos y Nairo Quintana seto a 23.

De los cuatro grandes puertos del menú de la etapa, el primer era “su majestad” el Tourmalet, “mal retorno” en la antigua lengua gascona, el símbolo de los Pirineos y de la montaña del Tour desde que Octave Lapize lo estrenó en 1.910. Por su pendiente de 17 kilómetros al 7.4 por ciento se desgranó la primera escapada numerosa del día.

En día tórrido, de maillots abiertos, el esquema se mantuvo en la Hourquette d’Ancizan (2a., 8.2 kms al 9.9 %). Los Mikel, Landa y Nieve, infatigables, tiraban del jefe Chris Froome, relajado, en espera de acontecimientos, con el Movistar atento. En la cima el retraso se redujo a 1.24 minutos.

Luego lanzó su carta Quintana. Selección de 10 corredores en la cima con Froome, con chispa, al frente. Contador, descolgado, cruzó a 33 segundos, por detrás del checo Kreuziger, quizás nuevo líder el Tinkoff.

No acabó la exhibición de Froome, empeñado en sacar tajada. Esta vez no atacó subiendo. Atacó, bajando el Peyresourde. Sentado en la barra, jugándose el pellejo, el defensor del título se largó. Imágenes inéditas, volcado sobre la barra de su bicicleta, a tumba abierta.

Froome, en modo contrarreloj, a 90 por hora, se dejó el alma en la emboscada. Nada ni nadie pudo detenerlo. Ahora sin molinillo, a pleno desarrollo, ofreció una exhibición inolvidable. Impotente, Quintana, se limitó a rodar junto a Aru, Porte y otros damnificados. EFE

.
.

Leave a Reply