Home > Columnas > Buena decisión, señor presidente

Buena decisión, señor presidente

El presidente tomó una buena decisión al suspender el desfile del Ejército por distintas calles de la ciudad capital. El tema levantó polémica, al punto extremo de desbordar pasiones que pudieron terminar en una fatalidad. Nadie sabe a ciencia cierta lo que hubiese pasado si el desfile se efectúa con el recorrido previsto. Pero bien dicen los abuelos que es mejor prevenir, que lamentar.

Y precisamente eso es lo que ha pasado con la decisión presidencial. Se ha prevenido la posibilidad de un enfrentamiento innecesario entre dos grupos que, cada uno con sus argumentos, cree tener la razón.

Ahora, los militares podrán celebrar su 145 aniversario y aquellos que los adversan estarán en paz. Eso es lo que hace un estadista, encuentra soluciones viables para que sus gobernados vivan en paz y armonía, sin la menor posibilidad de que una diferencia social o de pensamiento los lleve a enfrentarse e, incluso, con violencia.

Lo que ayer se vivía en las redes sociales era solo una muestra de los niveles que puede alcanzar una simple diferencia de criterio entre dos grupos. Posiciones lamentables pudieron observarse en los mensajes que se intercambiaban. Uno de los peores decía, firmado por Betío Lima, “Que se atraviese veremos si le dejamos deditos y cabezita para seguir escribiendo” (op.cit).

Otro, en tono retador, “Estaré en la esquina de la avenida reforma y 10ª. Calle, como parte de un grupo de reacción ante cualquier provocación… tendré disponible gas pimienta y garrotes para quienes los necesiten….ahi esperaremos para ver hacia donde nos desplazamos a garrotear a Iduvina y su gente o cualquier otro hijo de saraguate con sueca que provoque a nuestros soldados!!! Ya no permitiremos mas abusos contra el Glorioso Ejército de Guatemala…están advertidos malditos!!!” (Op. Cit.)

Los guatemaltecos debemos buscar la concordia, la unidad y la solidaridad, no enredarnos en enfrentamientos. Además, debemos ser tolerantes para poder convivir armoniosamente. Cada quien tiene el derecho de pensar y actuar como mejor le parezca, por supuesto, sin que ello signifique afectar a terceros, porque la libertad termina donde comienzan los derechos de los demás.

Quienes creen que la libertad es ilimitada, están equivocados. Pero ese respeto mutuo es el que nos hará una patria grande. Cuando entendamos que unidos podemos ganar más que divididos, entonces nuestra sociedad dará un paso hacia adelante.

Nuestros gobernantes deben promover acciones que nos lleven hasta lograr la unidad como pueblo. Por ello es que aplaudimos la actitud del presidente Jimmy Morales. No creemos que alguien haya salido perdiendo o ganando. En realidad, con decisiones como estas, la única que gana es Guatemala.

.
.

Leave a Reply