Home > Pulso > Analizan estrategias para enfrentar a fenómeno El Niño

Analizan estrategias para enfrentar a fenómeno El Niño

La Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), pidieron a los representantes gubernamentales de Guatemala, Honduras y El Salvador, que analizaran la estrategia para abordar los problemas de sequía como consecuencia de El Niño y el cambio climático.

Durante la reunión llevada a cabo en Roma, Italia, el ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentación (Maga), Mario Méndez, explicó que “somos un país vulnerable, en el que hemos tenido de 1998 al 2012, una pérdida de $2 mil millones en desastres naturales y sequias, y el sector más afectado ha sido el agrícola”.

Asimismo, indicó que la prevención y mitigación por sequía deben orientarse hacia la recuperación del vínculo hidrológico forestal, mediante la reforestación de las partes altas de las cuencas, el manejo del agua, la conservación de los suelos, la intensificación y diversificación agrícola.

Explicó que el país está llevando a cabo el gran plan nacional de riego, con el fin de mejorar la resiliencia y adaptarse al cambio climático. “El proyecto consiste en cubrir con riego 58,634 hectáreas. Con esto estaríamos beneficiando a 161 mil familias y generando 51 mil empleos fijos. Eso estaría quitándole al Gobierno un peso de 160 mil familias a las que se debe ayudar con asistencia alimentaria todos los años y que se estarían integrando a la cadena productiva de nuestro país”, expresó Méndez.

Entre otras acciones que está realizando el país para disminuir el impacto de El Niño es la reforestación en lo alto de las cuencas hidrográficas, la entrega de alimentos a la poblaciones afectadas por la sequía a cambio de acciones como la mejora del suelo, el sistema de alerta temprana para los cultivos y una ley de cambio climático.

Concluyó explicando que los desafíos que aún tiene el Gobierno es contrarrestar la inseguridad alimentaria en la población rural y urbana, la disminución de la desnutrición crónica, la mejora de los ingresos económicos y los encadenamientos productivos.

Importan granos

Por aparte, el director general de la FAO, José Graziano da Silva, señaló que “el desafío al que se enfrenta el Corredor Seco de Centroamérica no es solamente el cambio climático, sino también la pobreza extrema, la inseguridad alimentaria, la desigualdad y la desnutrición”.

Acotó que como consecuencia de la sequía y las pérdidas de cosecha, los países se han visto afectados con precios más altos de los granos básicos, lo que los ha llevado a importar el producto para hacerle frente a la demanda.

Da Silva llamó a aumentar la resiliencia y la adaptación al cambio climático, así como a mejorar la coordinación entre los países para dar continuidad a los programas de desarrollo que están en marcha en la región.

La reunión concluyó con una declaración conjunta, en donde los países invitados se comprometieron a trabajar para garantizar la inclusión social y económica de las comunidades vulnerables, impulsar la inversión pública y privada, la cooperación técnica y financiera dirigida a programas de iniciativas empresariales y de creación de empleo para mujeres y jóvenes rurales.

Condiciones actuales

Falta de productividad

El director de la sede subregional de México de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el guatemalteco Hugo Beteta, indicó que los desastres naturales han causado en la región una pérdida de $23 mil millones, del cual, el 60% se concentra en la agricultura.

Agregó que entre otros factores que influyen en la escasez de alimentos están el bajo producto interno bruto (PIB), la alta concentración de la pobreza, el alto gasto que dedica la población pobre para comprar alimentos, los escasos recursos para la inversión y la nula regulación de los mercados.

Asimismo, indicó que “hay una fuerte desaceleración económica en toda América Latina, lo cual está afectando los ingresos de los países. En el caso de Centroamérica, este ha crecido alrededor de 4% en los últimos años; un caso especial es El Salvador que ha crecido alrededor del 12%. Aunque vemos necesario el mejoramiento de la productividad, porque no es posible alcanzar mayores tasas de crecimiento sin la productividad”, manifestó el economista.

.
.

Leave a Reply