Home > Nacional > Exbinomio presidencial desacredita a acusadores

Exbinomio presidencial desacredita a acusadores

Una hora con 12 minutos utilizó Otto Pérez Molina, y 58 minutos con 32 segundos, Roxana Baldetti, para dar su primera declaración ante el juez Miguel Ángel Gálvez del Juzgado B de Mayor Riesgo, en el cuarto caso de corrupción que desarticularon el Ministerio Publico (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad (Cicig), instituciones que fueron atacadas por el expresidente y la exvicepresidenta.

Otto Pérez Molina inició su primera declaración manifestándole al juez Gálvez, que pasaría a la historia ya que sería la persona que envió a prisión a un presidente 24 horas después de demitir de su cargo; “hay muchas mentiras y falsedades y espero aclarar muchas de las cosas que me sindican” dijo en su defensa.

Desde el inicio de su declaración se dedicó a desacreditar las declaraciones de Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de la vicepresidencia, ahora colaborador eficaz del MP y la Cicig, quien a través de su declaración dejó en evidencia cuatro casos de corrupción, los que según investigaciones, eran dirigidos por Pérez Molina y Baldetti, siendo estos el caso denominado La Línea, TCQ, Cooptación del Estado y por último, la Cooperacha. Existe un quinto para Baldetti, quien habría negociado con una empresa israelí, la limpieza del Lago de Amatitlán, lo cual resultó una farsa.

“Existen dos personalidades de Juan Carlos Monzón; todas las declaraciones están plagadas de mentiras” dijo Pérez, asegurando que a través de sus farsas se ha convertido en un “héroe” para la Cicig y el MP. “La palabra de él, la respetan” indicó de forma exaltada. Durante la audiencia pidió al juez Galvez realizarle un examen psiquiátrico al colaborador eficaz, ya que a su criterio es un mitómano.

Luego de tratar de dejar en evidencia las supuestas mentiras que habría dicho Monzón, las que han dejado a más de un ciento de personas bajo proceso penal, comenzó a declarar en contra de Iván Velásquez, titular de la Cicig a quien le solicitó “limitarse a sus funciones”; luego pidió “también señor juez, y que quede constancia, para que Iván Velásquez, comisionado de la Cicig, busque voluntariamente a un psicólogo, para que le ayude a quitarse ese egocentrismo que tanto daño le hace a Guatemala. Él no es guatemalteco y este no es su país”.

También utilizó su declaración para requerir “justicia”, asegurando que en el 2011 no ganó las elecciones en contra del expresidente Álvaro Colom, del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), ya que no tenía recursos para su campaña, “la de ellos fue más costosa” dijo, y solicitó investigar a mas partidos, por supuestas anomalías en el financiamiento de las campañas.

Al final de su declaración le solicitó a la fiscal general y jefa del MP, Thelma Esperanza Aldana, revelar los nombres de los poderes ocultos, quienes están tratando de desvanecer las investigaciones realizadas por el ente pesquisidor.

Conflicto en la sala 

Luego de la declaración de Pérez Molina, inició la de Roxana Baldetti, la que era muy esperada por el ente acusador, ya que de los cinco procesos, es la primera vez que testifica. Sin embargo, solo lo hizo para tratar de mentirosos y misóginos a los acusadores, lo cual causó conflictos en la sala de audiencias.

En su declaración, dijo que el que ya tenía una organización planificada era Monzón, quien a través de su nombre y el poder que ella le dio al nombrarlo, realizó muchos actos ilícitos, los cuales “desconocía”.

Explicó al juez Gálvez, que hasta ahora, en los procesos, entiende por qué Monzón mantenía tan ajustada su agenda y salía hasta las 11 de la noche de sus labores.  “Era para que no me diera cuenta de lo que hacía”.

Además, dijo que fiscalizaba  “a todo mundo” menos al que debía hacerlo, siendo este su entonces secretario privado, quien realizaba actos a nombre de ella.

“Nunca pedí que se cobraran comisiones, señor juez” dijo la exvicepresidenta y manifestó que con los Q290 millones que según el MP habría adquirido por los actos de corrupción, se habría ido del país.  “Pero tomé la decisión con mi familia, de quedarme y estar con la frente en alto”.      Luego de la declaración de los últimos dos imputados de los 57 que enfrentan proceso, estos se negaron a responder el interrogatori, por lo que la audiencia se popuso para hoy.

Proceso penal 

Audiencias

Luego de escuchar las imputaciones del Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, y la declaración de los procesados, el juez Gálvez decidirá hoy si los liga a proceso penal.

Luego de la resolución del juez Miguel Ángel Gálvez, el MP realizará una investigación de tres meses, para documentar y ratificar los señalamientos en contra de los procesados, quienes habrían participado en la creación de empresas de cartón para el financiamiento ilícito de la campaña del Partido Patriota, a lo cual denominaron Cooptación del Estado.

Por lo tanto, también podrían ser ligados a proceso y enviados a juicio los exministros de la Defensa Ulises Anzueto y Manuel Ambrosio; así como el de Gobernación, Mauricio López Bonilla, aparte del expresidente del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, Juan de Dios Rodríguez, quienes habrían reunido Q33 millones para regalos para Otto Pérez Molina y $500 mil para Roxana Baldetti.

Finca de Pérez pasa a favor del Estado

Extinción

El Ministerio Público (MP), dio a conocer que a través de investigaciones por la Unidad de Extinción de Dominio de la Fiscalía contra el Lavado de Dinero, pasó a favor del Estado un inmueble ubicado en el municipio de Zaragoza, Chimaltenango, que era del expresidente Otto Pérez Molina.

Dicho inmueble mide 16.79 hectáreas, está a nombre de la empresa Vista Servicios Electrónicos, S A. y se compone de caballerizas, un helipuerto e inmensas extensiones de  cultivos de aguacate.

El MP había solicitado medidas cautelares el 16 de septiembre de 2015 sobre dicho bien, el que habría sido adquirido con dinero ilícito, ya que no existe el perfil económico para dicha adquisición.

La propiedad será administrada por la Secretaria Nacional de Administración de Bienes en Extinción de Dominio (Senabed), para que el Estado de Guatemala pueda recuperar lo perdido a través de actividades ilícitas, previa conclusión del proceso.

Otto Pérez Molina

ex presidente

“No se metan con mi familia, si ellos dicen que hay una responsabilidad, aquí estoy dando la  cara”

Roxana Baldetti

ex vicepresidenta

“Soy una mujer con valores y principios”

.
.

Leave a Reply