Home > Pulso > Activos extraordinarios de la banca subieron 10.4% en dos años: Sib

Activos extraordinarios de la banca subieron 10.4% en dos años: Sib

Según el balance general del sistema bancario elaborado por la Superintendencia de Bancos (Sib), la cifra de activos extraordinarios (bienes embargados), hasta el 31 de mayo de este año, ascendió a Q3,358.9 millones, que comparado con el balance al 31 de diciembre del año pasado, de Q3,292.1 millones, en lo que va del año este rubro ha subido un 2.% en tan solo cinco meses.

.

Pero esto no es nuevo, pues los montos de los activos extraordinarios han venido en aumento desde hace varios años: en 2013 llegó a Q2,980.8 millones;  que al año siguiente subió a Q3,408.3 millones; y en 2015, a Q3,292.1 millones. Comparando el año 2013 con el 2015 hay un aumento en estos activos del 10.4%, según las cifras de la Sib.

Respecto a los montos de los bienes recuperados por los bancos tras el incumplimiento en el pago de los préstamos, el analista del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Ipnusac) Édgar Balsells, explicó que “la cifra suena alta; sin embargo, no es un monto alarmante porque si se compara con otros años, este se ha mantenido. Lo que pasa muchas veces es que los bancos financian proyectos como casas, centros comerciales, proyectos turísticos y edificios, que terminan fracasando y al estar hipotecados, los bancos terminan quedándose con los inmuebles”.

Manifestó que “la tasa de interés variable no es un factor que aumente los activos extraordinarios, ya que no ha sido muy alta y sobre todo ahora, ha habido un período mundial de baja en las tasas de interés”.

Tener prudencia

Por aparte, el analista de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), Carlos González, comentó que muchas veces estos créditos no son solventados porque van dirigidos a negocios con poco futuro o bien porque los deudores ya no pueden pagar, por la pérdida de empleo o la muerte del deudor principal, como un padre de familia.

“Es importante que los bancos tengan mucho cuidado al otorgar un crédito. Este debe tener garantías reales, y para eso se debe realizar un avalúo bancario para poder asegurar el préstamo”, afirmó González.

Respecto a las tasas de interés variable, el analista de Asíes señaló que estas son normas generales de todos los bancos y la ley permite que estas entidades ajusten sus tasas, en función de las variaciones que se registran en el mercado.

En cuanto a la interrogante de que si valdría la pena establecer una política pública para reducir el embargo de bienes, señaló:

“Eso no procede porque es derivado de la relación de los bancos con los usuarios de crédito. Incluso hay una ley especial que rige las operaciones bancarias. Ahí no cabe ninguna política, es decir, paga la persona o se le quita el bien que ofreció en garantía”, dijo exponiendo la crudaa reaalidad.

Embargos y subastas

“Estos bienes son adquiridos por los bancos por la falta de cobro de los créditos otorgados.  Luego de  pasar por un proceso legal y verificar la mora, el juzgado le adjudica esas garantías al banco, que generalmente consisten en terrenos, casas, edificios y muy rara vez, bienes prendarios, como podrían ser automóviles o celulares, que son financiados, por lo que el banco toma posesión de ellos como activo extraordinario”, explicó González.

Entre las características de estos bienes está que los bancos solo tienen dos años para deshacerse de ellos, lo que hacen por medio de subastas públicas, para lo que deben regirse por el reglamento emitido por la Sib. Así es como los bancos recuperan lo prestado, afirmó.

Luego, los bancos publican de distintas formas la forma en que venderán los bienes embargados por distintas causas. Algunos lo hacen anunciando las subastas públicas en diarios y en su página web.

Recientemente, uno de los bancos más grandes ofreció siete propiedades en el departamento de Guatemala con precios entre Q123 mil y Q1.38 millones. Además, cuatro fincas en Escuintla, ocho en Suchitepéquez y dos en Sacatepéquez.

Otro banco puso a disposición ocho bienes inmuebles con precios base de entre Q90 mil y Q28 millones.

Una entidad bancaria más, tiene un portafolio que ofrece a los guatemaltecos, en condición de compra, de 93 inmuebles ubicados tanto en la ciudad capital como en varios departamentos, pero también 14 por vehículos picop, sedán y camionetas tipo agrícola, a precios que inician entre Q27 mil y Q288 mil. Adicionalmente, 22 propiedades que tiene en subasta con un monto mínimo de Q22 mil en algunos vehículos, hasta Q4.6 millones en que valora una finca “ideal para eventos”.

También tiene ocho lotes de bienes muebles, como impresoras para computadora, bandas lijadoras, máquinas de contabilidad, microfilmadoras, hasta dos lotes de teléfonos análogos, uno de ellos por Q2,537.92.

El Instituto de Fomento de Hipotecas Aseguradas (FHA) reporta en su página web que “cuenta con más de 200 activos que está promoviendo para la venta, que son propiedades que inicialmente fueron adquiridas financiadas por una entidad bancaria, pero al ya no continuar con los pagos del crédito, el banco ejecuta el Seguro de Hipoteca que da el FHA y es esta institución la que se encarga de pagarle al banco la deuda completa de esa propiedad”.

Agrega que estas viviendas se vuelven a vender a precios de mercado ,con enganches desde el 5% con tasas de interés del 7.43% y hasta 25 años para pagar.

Advertencia

Opinión de Fitch

En un boletín reciente sobre el panorama de los bancos en Guatemala, Fitch Ratings señala que los bancos más grandes (70% de los préstamos del sistema) pertenecen a accionistas locales.

Agrega que los indicadores de calidad de préstamos son sólidos para todos los bancos y el índice de morosidad del sistema, de 1.4%, es uno de los más bajos de la región.

No obstante, tres de los bancos más grandes, con enfoque corporativo, “registran una concentración significativa de deudores, como fuente de riesgo principal”, indica. “Además, serían vulnerables a un aumento considerable en los costos crediticios, especialmente en una desaceleración económica prolongada, dados sus niveles de capital”.

Fitch manifiesta que entre los factores a monitorear se encuentra la capitalización, que constituye la mayor debilidad de estos bancos, considerando las concentraciones de cartera, su crecimiento superior al promedio del sistema y su generación interna de capital.

La cartera / Evaluación

Otra calificadora de riesgo, Pacific Credit Rating (PCR) evaluó recientemente el sistema bancario. En su informe sectorial, la entidad señala que al 31 de diciembre de 2015 “el sector presentó un crecimiento de cartera de Q18,749.8 millones (+13.96%), principalmente en la categoría de préstamos de consumo, transferencias y otros destinos, que representaron el 39.13% del aumento”.

Agregó que la cartera presentó bajo riesgo, medido por un índice de morosidad que se situó en 1.35% y una alta cobertura de cartera crediticia en riesgo (138.37%). PCR señaló que “según la participación sobre los activos del sistema bancario, el 66.61% de estos se concentran en tres bancos” y añade que estas tres entidades poseen el 65.52% del total de las obligaciones depositarias, el 65.09% de la cartera de préstamos y el 59.75% del capital.

Añadió que la cartera de créditos constituye el principal rubro del activo total del sector bancario, con una participación del 57.85% seguida de las inversiones con 23.21% y disponibilidades con 13.79%. Explicó que el índice de morosidad del sistema bancario presentó un ligero aumento interanual de 0.06 puntos porcentuales, que es resultado del mayor crecimiento de la cartera vencida.

0.06 Puntos porcentuales

Es la variación interanual en el índice de morosidad del sector bancario

Carlos González Analista de Asíes

“Es importante que los bancos tengan mucho cuidado al otorgar un crédito. Este debe tener garantías reales”.

.
.

Leave a Reply