Home > Editoriales > Sigue el desfile de abusos y tropelías

Sigue el desfile de abusos y tropelías

Sin duda en nuestro país nadie tiene tiempo para aburrirse, pues todos los días suceden suficientes hechos para mantener entretenida a la población.  El problema es que la mayoría de ellos deja mucho qué desear, como es el caso de las múltiples denuncias de corrupción y los procesos legales que mantendrán bastante ocupado al sistema de justicia en los próximos meses o años.

Para muestra, ayer la CICIG y el MP presentaron otra solicitud de antejuicio contra un  diputado más: Christian Boussinot Nuila, debido nada más y nada menos a que presuntamente cometió los delitos de extorsión, abuso de autoridad, peculado por sustracción y peculado por uso.

Según la información documental presentada en la CICIG desde el año pasado, Boussinot contrataba personal para que, en lugar de desempeñarse en el Organismo Legislativo, según lo contratado, realizaran otro tipo de actividades para él, su familia o su partido político.

Pero, además, los supuestos empleados tenían que entregar un alto porcentaje del salario cobrado, a un intermediario del legislador; así que no solo trabajaban para él, sino que les pagaba con recursos del Estado y encima, les quitaba buena parte de ese sueldo.

¿Le parece conocido este proceder? Porque es vox populi entre quienes saben cómo opera el sistema de Plazas Fantasmas, tan de moda en el Congreso.

Pero eso no es todo. La Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) del MP, concluyó ayer las imputaciones contra los sindicados en el caso “cooptación del Estado de Guatemala”, entre los que se encuentran Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti Elías, así como financistas y contratistas del Estado.

Al primero le recordaron que como Presidente de la República, de enero 2012 a abril 2015, lideró la estructura criminal que desde su campaña política captó fondos provenientes de un grupo de  contratistas del Estado a cambio de continuar adjudicándoles contratos al llegar a la Presidencia.

En ese período habría recibido, junto con Baldetti, la suma de Q290 millones por comisiones ilícitas derivadas de la adjudicación de 70 contratos, dinero utilizado para comprar fincas, oficinas, bodegas, apartamentos y vehículos de lujo, aparte de haber recibido Q33 millones en fastuosos regalos.

Baldetti no se queda atrás, pues supuestamente administró Q9.5 millones de fondos para la campaña del Partido Patriota (PP) que provenían de un grupo de contratistas del Estado, aparte de que creó una serie de empresas ficticias para mover el dinero producto de las transacciones ilícitas y darle una apariencia de legalidad. Además, erogó millonarias sumas en lujosos gastos personales como ropa, zapatos y estética.

Si usted quiere saber cómo continúa esta novela, solo espere las noticias que los medios publicaremos hoy y mañana.

Leave a Reply

3 + cuatro =

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com