Home > Pulso > Ejecutivo dejó de recibir $83 millones en impuestos

Ejecutivo dejó de recibir $83 millones en impuestos

EI Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) y el Instituto Humanista para la Cooperación para el Desarrollo (Hivos) presentaron el estudio Brechas y puentes entre la política fiscal y las energías renovables de Guatemala, el cual resalta que el Estado dejó de percibir $82.92 millones entre 2011 y 2014 por exenciones tributarias para el sector eléctrico.

El estudio cita datos de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) sobre que el gasto tributario (otorgamiento de beneficios fiscales a un sector) de la generación de energía eléctrica en ese período ascendió a $82.92 millones.

De esta cifra, el mayor porcentaje de privilegios corresponde al impago del impuesto sobre la renta (ISR), $52.3 millones; la exoneración del impuesto al valor agregado (IVA) de importaciones, $25.9 millones; los derechos arancelarios, $3.75 millones; y el impuesto de distribución de petróleo crudo, combustible y derivados (IDP), por $0.97 millones.

No obstante, el informe revela que el sector energético ha pagado al fisco, entre 2011 y 2015, $4,689.75 millones, de los cuales el 83% es el aporte del consumidor final; es decir, a cuenta de terceros.

Entre ellos resalta el IVA cobrado en las facturas, por $2,370 millones y el IDP con $1,520.44 millones. El 17% de los impuestos restantes entregados al gobierno son “pagados de manera directa por los empresarios, tanto de producción, como distribución” de energía.

Matriz energética

El estudio indica que durante la década de 1980, el 62% de la demanda de energía eléctrica en el país era satisfecha mediante la generación proveniente de fuentes no renovables, mientras que para 2013 disminuyó a un 55%.

El economista investigador del Icefi, Ricardo Castañeda, expresó: “De todo el gasto tributario en energía, más de la mitad se ha asignado a subsidios hacia la electricidad y al transporte público. Sin embargo, son subsidios mal focalizados. Por ejemplo, en el de la electricidad prácticamente un 75% se destina a personas que no se encuentran en situación de pobreza y a eso hay que agregar que estos hacen uso de fuentes energéticas fósiles, que son contaminantes”.

En 2007, los subsidios para el consumo de energía significaron $96.7 millones y en 2014, $171.1 millones. La ayuda al transporte representó un monto de $26.1 millones en 2007, y en 2014 llegó a $34.3 millones. En consecuencia, Castañeda recomendó realizar un estudio para evaluar si los subsidios y exenciones realmente benefician a la sociedad, pues a la fecha, el Estado indirectamente ha financiado la exploración de fuentes energéticas no renovables.

La apuesta del MEM 

Energía renovable

El viceministro de Energía, Rodrigo Fernández, indicó que el Ministerio de Energía y Minas (MEM) está analizando medidas de mitigación y amortiguación  del impacto climático.

“Le estamos apostando a que cada vez más, Guatemala se apoye en las energías renovables. La proyección es que para 2027, el 80% de la matriz energética descanse en energías renovables”, afirmó.

Agregó que se han diversificado las solicitudes para la autorización de proyectos de este tipo de energía, “ya no solo hidroeléctricos; se ha ampliado a eólico, solar e incluso de biogás”, explicó Fernández.

Rodrigo Fernández

Viceministro de Energía

“La proyección es que para 2027 el 80% de la matriz energética descanse en energías renovables”.

.
.

Leave a Reply