Home > Columnas > Nuevas formas electorales

Nuevas formas electorales

En el ejercicio de pensar en un modelo democrático donde no sean necesarios los partidos políticos, algunos lectores comentaron que esto no solo es posible en el ámbito municipal, para elegir alcaldes y miembros del Concejo, sino que podría extenderse a la elección de diputados al Congreso de la República. La idea es que el proceso empiece por las aldeas, donde vive la mayor parte de la población. Ahí se designan electores para una asamblea municipal , donde se elige a las autoridades locales.

Según Julio Roldán, estas elecciones directas también podrían ser aplicables a las de diputados. Coincide en que los partidos políticos no son necesarios, pues representan intereses que no son los de la población. El sistema de partidos es perverso, dice, pues nos hace creer que constituye la base de la democracia y no es así. La verdadera participación se logra mediante una representación real y directa, aclara.

En su envío a este columnista, dice: “Para que un parlamento sea realmente representativo y legítimo, es necesario que el proceso de elección responda a los criterios de equidad, oportunidad, amplitud y legitimidad, manera en la cual el pueblo, por medio de sus representantes, tendrá el poder y el control sobre el Congreso, de tal manera que lo que ahí se legisle responda a las verdaderas necesidades de las comunidades y del país en general”.

De acuerdo con Roldán, el proceso debería ser el siguiente:

1.Se convoca un comité electoral municipal para que verifique todo tipo de elecciones, consultas y cualquier proceso que implique representatividad en el municipio.

2. La elección es uninominal.

3. El comité electoral convoca a los puestos de elección popular utilizando la estrategia siguiente:

3. 1. Se convoca a todos los que quieran participar para ser electos aspirantes a diputados del departamento.

3. 2. Los aspirantes electos en las aldeas compiten por ser el representante del municipio.

3.3. El representante del municipio compite a nivel departamental.

4. Entre todos los representantes de cada municipio, se elige el diputado a nivel departamental; y de esta forma queda electo el parlamentario del departamento.

5. Los representantes municipales que no fueron electos, conforman el consejo político departamental, y asesora colectivamente a los diputados del departamento.

6. En cada departamento, por medio de una consulta, se puede revocar el mandato de representatividad de su parlamentario, si se comprobara que ha caído en hechos que hacen indigna su labor.

Para elegir alcalde se puede utilizar el mismo sistema.

El régimen electoral vigente está muy cuestionado. Los partidos políticos no son intermediarios de intereses, aspiraciones e ideales de los distintos sectores sociales.

En su mayoría, los partidos carecen de organización, liderazgos y democracia interna. Son únicamente vehículos electorales para personas cercanas al dueño del partido o bien, que compran las candidaturas para beneficiar a intereses privados y no al país. Este sistema o se renova o se entierra.

En su mayoría, los partidos carecen de organización, liderazgos y democracia interna.

.
.

Leave a Reply