Home > Vida > El cine busca el filón de los videojuegos

El cine busca el filón de los videojuegos

La adaptación al cine del videojuego Warcraft, busca ser el punto de inflexión que inicie una tendencia de alta rentabilidad para estas películas, tras los buenos datos de Angry Birds y a la espera de Assassin’s Creed, que llegará a los cines en diciembre.

Hollywood mira con interés a los videojuegos como nuevo filón de historias, aunque con recelo por el moderado éxito de los que han dado hasta ahora el salto a la gran pantalla.

Sin embargo, las críticas no han sido muy benevolentes con Warcraft, una película con un elevado presupuesto de $160 millones y al que estiman una recaudación de $25 millones en su primer fin de semana en Estados Unidos, donde se estrena el próximo 10 de junio.

Comparando con las películas más de moda en estos momentos, las de superhéroes, la última entrega de X-Men consiguió $65 millones solo en EE. UU. en su primer fin de semana en salas, cifra que se elevó a $223 millones en el caso de Captain America: Civil War.

Unas cifras que palidecen respecto a las que maneja la industria de los videojuegos, con unas estimaciones de ingresos globales de $107 mil millones para 2017, según los datos del Global Games Market Report.

Call of Duty: Blcks Ops II recaudó $500 millones en un solo día, con 7.5 millones de unidades facturadas, y Grand Theft Auto V estableció el récord en $800 millones en 24 horas con 11.21 millones de copias vendidas.

En el caso de Warcraft, con una historia que recuerda a Game of Thrones, las cifras son diferentes porque se juega en línea, aunque es uno de los más populares de la última década y alcanzó en 2010 los 12 millones de usuarios regulares.

La película, dirigida por Duncan Jones (hijo de David Bowie y responsable de películas de bajo presupuesto como Moon o Source Code), podría ser, sin embargo, un enorme fracaso comercial para los estudios Universal, si se confirman las pesimistas previsiones.

Mientras Angry Birds, un filme con un presupuesto mucho menor, de $73 millones, y por el que pocos apostaban, lleva recaudados $229 millones desde su estreno, a mediados de mayo.

La película de los pajarillos que protagonizaron un juego que ha alcanzado las mil millones de descargas, principalmente en su versión para móviles, ha sido un éxito inesperado.

Un dato destacable además por el hecho de que las películas salidas del universo de los videojuegos no han sido lo taquilleras que esperaban los grandes estudios.

A la espera de lo que consiga Assassin’s Creed, rodeada de una enorme expectación y protagonizada nada menos que por Michael Fassbender, Marion Cotillard y Jeremy Irons, los videojuegos han resultado mucho menos rentables en la taquilla cinematográfica que los superhéroes llegados del cómic.

Lo que dice la Historia

Una de las primeras adaptaciones fue en 1994 la de Street Fighter, que se basaba en un conocido juego de lucha y que contaba con el atractivo de Jean Claude Van Damme, pero que pasó bastante desapercibida pese a no ser un total fracaso.

Mortal Kombat aguantó dos entregas, pero el primer título que contó con unos seguidores fieles fue Resident Evil que ha contado con cinco largometrajes (entre 2002 y 2012) y que tendrá su cierre el próximo año con The Final Chapter, con Milla Jovovich resistiendo en el reparto.

En 2001 también hubo otra película que dio que hablar, Lara Croft: Tomb Raider, aunque fue más por Angelina Jolie que por los méritos de la cinta.

Aunque su personaje de aventurera en lugares exóticos sigue interesando al cine y ya se ha anunciado una nueva película, con diferente protagonista: la sueca Alicia Vikander, la actriz de moda del momento.

Otro que insiste con el género es Jake Gyllenhall, que no tuvo bastante con las críticas que recibió por Prince of Persia (2010) y ahora regresa al universo de los videojuegos con The Division.

.
.

Leave a Reply