Home > Pulso > La deuda pública real es de Q189,369.7 millones

La deuda pública real es de Q189,369.7 millones

F. Quiñónez y K. de León

Siglo.21

El total de la deuda registrada por el Ministerio de Finanzas Públicas (Minfin), incluyendo capital e intereses, suma Q189,369.7 millones, que fácilmente asciende a Q194,700 millones porque en esta proyección aún no se toman en cuenta los $700 millones de eurobonos recientemente colocados en el mercado internacional, que suman otros Q5,300 millones, más intereses, según el Reporte de Crédito Público al 30 de abril de este año.

Solo de capital, el monto de la deuda es de Q126,400 millones. Y si se considera que al finalizar 2015 había 16.176,133 habitantes en el país, quiere decir que cada persona debe Q7,813.98.

Con estas cifras el país podría saldar sus compromisos en el año 2054 (sin incluir los $700 millones en eurobonos), si de aquí en adelante los gobiernos deciden ya no contratar ningún préstamo adicional.

El informe del Minfin detalla que el 52.7% de la deuda fue contraída dentro del país y el 47.3% en el extranjero.

La cartera hacendaria señala que el país tiene contratados $11,170.43 millones de deuda externa, de la cual en el 66.3% aún se tiene un saldo con los acreedores, de $7,400.99 millones. En estas cifras se incluyen los eurobonos colocados en años pasados.

De los $11,170.43 millones de deuda contratada, el 36.8% ($4,115.95 millones) es con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el 21.6% ($2,411.61 millones) se le debe al Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y el 17.4% ($1,945.95 millones) con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). Solo con estas tres instituciones el país tiene el 75.8% de los compromisos externos. Si se añaden los $1,730 millones de eurobonos colocados en gobiernos anteriores, la deuda externa representa el 91.3%.

De los compromisos, lo más caro es lo contratado con los eurobonos que tienen una tasa de interés promedio de 5.85%, seguido por lo que se debe al BCIE (5.62%), al Exim-China (5.00%), BNDES-Brasil (4.94%) y BBVAE-España (4.85%).

Los usos de la deuda

El ministro de Finanzas Públicas, Julio Héctor Estrada, explicó que al finalizar el año solo de capital se tendrá un saldo de Q128 mil millones “y la deuda financia el gasto público, aquí como en cualquier país del mundo”.

El funcionario señaló que utilizar estos compromisos para invertir en infraestructura y capital humano es correcto, que es como en las empresas que pueden contratar deuda para comprar maquinaria y equipo.

Según Estrada, la deuda ha servido para financiar una diversidad de proyectos, como en el Ministerio de Comunicaciones, pago del adulto mayor en la cartera de Trabajo, inversiones en carreteras, hospital y una parte de la nueva deuda es para pagar deuda contraída en años anteriores.

Estrada reconoció que hay algunos préstamos que están negociándose para los próximos años como apoyo presupuestario (pago de salarios), de ayuda a la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), para hospitales y primer nivel de atención en salud que están en diferente nivel de gestión. El ministro indicó que hay algunos pendientes de ser aprobados en el Congreso como para la construcción y modernización de escuelas.

El peligro actual

Abelardo Medina, analista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), explica que el monto de los intereses técnicamente no se contabilizan para medir la capacidad de financiamiento del Estado porque son valores futuros y tendría que compararse con datos futuros del producto interno bruto (PIB) e ingresos de años venideros. “Por eso se compara cuánto representa la deuda hoy respecto al PIB y los ingresos de hoy”, reitera.

Y, precisamente respecto al PIB, la deuda no parece ser un problema porque está debajo de los niveles de alerta establecidos por los organismos internacionales para países como el nuestro.

“Respecto a la capacidad de pago, sí es preocupante porque este año se estima que terminará en un 240% de los ingresos tributarios y los organismos recomiendan que no sobrepase el 250%. Estamos prácticamente en el límite”, afirma Medina.

“El problema es clarísimo y los organismos internacionales y las calificadoras de riesgo señalan que los ingresos son tan bajos que no solo no alcanza para financiar las necesidades de los guatemaltecos sino tampoco permite que la deuda tenga un rango de calificación mejor, y por eso las tasas de interés son altas”, expresa.

Y el experto de Icefi añade otro problema adicional: “No hay un reporte que indique qué obras se han hecho producto del endeudamiento”. Agregó que “antes era viable que el endeudamiento se utilizara para infraestructura física o social, como puentes, aeropuertos, hospitales, mejores condiciones de educación o salud, pero pagar funcionamiento no se recomienda y actualmente ya se está usando para eso. Eso ocasiona un efecto de bola de nieve”.

Otros compromisos Deuda no reconocida

Abelardo Medina, del Icefi, señala que estos montos son de deuda pública que el Minfin reporta del Gobierno central.

“Hay mucha deuda que el Gobierno ha adquirido con entes centralizados y descentralizados y aun cuando las entidades afirman que les deben, Finanzas no lo reconoce”, señaló.

Entre ellos, se encuentra el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) que debería recibir una asignación para que funcione apropiadamente así como la cuota patronal y de los trabajadores, pero nunca le traslada esos fondos, señaló.

También se debe contemplar el déficit cuasifiscal, es decir, las pérdidas que tiene el Banco de Guatemala para neutralizar los efectos de la política monetaria, que el Banguat afirma que son un poco más de Q4 mil millones.

También hay deuda contingente, que es la que han contratado las municipalidades y que el Gobierno se hace responsable en caso de incumplimiento.

Julio Héctor Estrada Ministro de finanzas

“La deuda financia el gasto público, aquí como en cualquier país del mundo”

Abelardo Medina analista del Icefi

“No hay un reporte que indique qué obras se han hecho producto del endeudamiento”.

9-1

.
.

Leave a Reply