Home > Nacional > Los fantasmas de Luis Rabbé y de otros 6 de sus legisladores

Los fantasmas de Luis Rabbé y de otros 6 de sus legisladores

El último golpe anticorrupción del Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) fue al Congreso de la República. Por la mañana de ayer, siete solicitudes de antejuicio en contra de igual número de diputados fueron presentadas ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Encabezaron la lista Luis Armando Rabbé Tejada, de Alianza Ciudadana (AC), y Arístides Baldomero Crespo Villegas, del Movimiento Reformador (MR). Cada uno de ellos señalado de repartir plazas a diestra y siniestra, tanto para su beneficio, como para el de otros de sus colegas legisladores. De acuerdo con las acusaciones, Rabbé habría facilitado 148 plazas y Crespo, 87.

El resto de diputados que cuenta con solicitud de antejuicio también tramitó, aunque en menor escala, plazas para su beneficio. Ellos son Julio César López Villatoro (UNE), César Emilio Fajardo (UNE), Carlos López Girón (UNE), Selvin García Velásquez (Creo) y Manuel Marcelino García (MR).

Casi todos manejaron, además de las tres plazas que les otorga la ley, un promedio de 20 puestos para favorecer a familiares y amigos. La mayoría de las plazas estaban cedidas dentro del renglón 022, que garantiza al funcionario público el pago de prestaciones de ley y el derecho de ser cuentadante; es decir, que pueden administrar dinero del Estado. Los sueldos iban desde los Q5 mil hasta los Q20 mil.

De acuerdo con la información proporcionada por el MP y la Cicig, las anomalías descubiertas en el otorgamiento de plazas se situaron en dos modalidades. La primera es la de irregularidades en la concesión de los puestos. Es decir, que los investigadores se encontraron con que quienes los ocupaban no llenaban los requisitos legales para hacerlo, por ejemplo. Además, no se pudo comprobar la necesidad justificada de abrir las plazas, así como la proporcionalidad del monto con que se compensaban. La segunda modalidad es la de las plazas fantasmas, pues en al menos 50 casos del total registrado con anomalías, se pudo comprobar que se trataba de personal que nunca asistió al Congreso ni desarrolló trabajo alguno. La mayoría de ellos, según los denunciantes, contaba con otro trabajo de tiempo completo, ya sea en la iniciativa privada o en otra dependencia del Estado.

Ayer mismo, las fuerzas de seguridad cumplieron con la captura de otras tres personas involucradas en este mismo caso. Se trata de los dos exdiputados Alfredo Rabbé Tejada, hermano de Luis Rabbé, y Édgar Cristiani Calderón, así como del exsecretario general del Congreso, Luis Mijangos.

Los tres fueron presentados ante juez competente, quien luego de explicarles el motivo de su detención, ordenó su traslado al centro de detención preventiva de la base militar Mariscal Zavala. Hoy tendrán su audiencia de primera declaración para garantizar el debido proceso.

Según el comisionado de la Cicig, Iván Velásquez, “todos los involucrados ordenaron, realizaron y permitieron un acto arbitrario o ilegal, en perjuicio de la administración pública”.

Además, agregó que “no ha habido un reglamento preciso, pero se ha mostrado que personas sin los méritos necesarios han llegado a obtener salarios muy superiores a la media que se tenía en el Congreso”.

CASOS PARADIGMÁTICOS

Luis Rabbé, por ejemplo, contrató a Mario Raúl Franco y Franco con un salario de Q20 mil mensuales. Un mes después de su contratación, Franco y Franco fue trasladado por orden de Rabbé a la Unidad de Inventarios del Congreso, con el mismo sueldo. Sin embargo, las investigaciones constataron que el funcionario era fantasma. Declaraciones del personal del departamento en el que supuestamente se desempeñaba aseguraron a los investigadores que nunca se presentó. Por si fuera poco, se comprobó que viajó siete veces durante el período de su contrato, sin que en su expediente laboral exista autorización o permiso de vacaciones.

El entonces presidente del Legislativo también contrató a Marco Antonio Lorenzana Pineda, a quien se asignó un sueldo de Q10 mil mensuales como técnico operativo. Sin embargo, las pesquisas demostraron que Lorenzana trabajaba para Radio Sonora y también para la empresa SEPSA,
propiedad de Rabbé.

Otro caso singular es la contratación de Sandra Elizabeth Castellanos, a quien se ocupó como asistente, con un salario de Q20 mil, en la Dirección General que encabezaba Luis Mijangos, ahora detenido. No obstante, se demostró en la investigación que ella laboraba como coordinadora regional de campo para la Fundación Elecciones Infantiles de Centroamérica, con una jornada laboral de 7:30 a 16:30 horas, de lunes a viernes, y sábados de 8:00 a 12:00. A esa entidad sí se presentaba, pero al Congreso nunca llegó y menos, a trabajar.

LOS DELITOS IMPUTADOS

El MP presentó 7 solicitudes de antejuicio 

Luis Rabbé

• Abuso de autoridad

•Peculado por sustracción

•Nombramientos ilegales

Arístides Crespo

• Abuso de autoridad

•Peculado por sustracción

•Nombramientos ilegales

Julio López

• Abuso de autoridad

•Peculado por sustracción

César Fajardo

• Abuso de autoridad

•Peculado por sustracción

Selvin García

• Abuso de autoridad

•Peculado por sustracción

Manuel García

• Abuso de autoridad

•Peculado por sustracción

Carlos López

• Abuso de autoridad

•Peculado por sustracción

Thelma Aldana

FISCAL GENERAL Y JEFA DEL MP

“La investigación continúa, por lo que no se puede descartar a ninguna otra persona o diputado”.

.
.

Leave a Reply