Home > Columnas > El comportamiento humano (3)

El DISC no es un sistema de etiquetado personal, es importante tener esto en claro, pues la idea no es que usted se sienta encajonado en una u otra descripción y mucho menos confundido porque considera tener características de diferentes tipos; es más, lo normal es que seamos una mezcla de diferentes tipos, pues nuestro cerebro funciona como un todo que nos convierte en una combinación única e irrepetible. Habiendo dicho esto,  permítame continuar con los otros tres lenguajes que complementan la información al Dominante que proporcioné anteriormente.

.

INFLUENCIADOR (I): Es el tipo de comportamiento menos estructurado de los cuatro; por lo mismo le resulta complicado adaptarse a reglamentos y rutinas. Considera que, si en un lugar siempre se han hecho las cosas de una forma, es momento de pensar en hacer cambios. Es del tipo visionario, pero altamente enfocado en las personas más que en los resultados fríos que los números dan. Posee una capacidad de comunicarse con buenos argumentos y eso le ayuda precisamente a ser alguien que gane confianza e influencia para con los demás. Por momentos su estilo disperso y poco ortodoxo de hacer las cosas pudiera hacerle ver como rebelde a los sistemas tradicionales.

SERVICIAL (S): Algunos autores definen este estilo como solidario; ambos términos buscan reflejar su alto enfoque hacia las personas y las relaciones que construye. De los 4 tipos, es el que más se interesa por las personas como tal y, por lo mismo, desarrolla relaciones intensas y leales. Si usted encuentra una persona de estilo “S” ha localizado a una persona que le escuchará atentamente y que será fácil para proyectar empatía cualquiera que sea la situación. Si el estilo “D” e “I” tienen una visión en el largo plazo y son alérgicos a los detalles, las personas “S” son del tipo que se ocupan del día a día y es bastante minuciosa en detalles, sobre todo si estos tienen que ver con sus relaciones.

CONCISO (C): Son los amantes de la exactitud y el detalle en cuanto a los resultados. Excelentes para establecer procedimientos y cumplirlos. Son personas enfocadas mucho en el cumplimiento de normas, reglas, y necesitan de ellas para poder llevar a cabo de mejor manera sus funciones. Son muy metódicos y estructurados. Son muy sistemáticos y logran mucha eficiencia en lo que hacen. Sus decisiones son más guiadas por la información lógica y cuantificable que se pueda verificar que por emociones o “corazonadas”. No son amigos de los cambios; estos les ponen nerviosos y les incomodan.

Como podrá darse cuenta, cada uno de los lenguajes posee una gama inmensa de ventajas que colaboran enormemente en el desarrollo particular de ciertas actividades en especial. He ahí la importancia de identificar cuál es nuestro “lenguaje primario” y “favorito”, pues hacerlo nos permitirá fluir de manera más natural y lograr mejores resultados. Conocerse es la clave. Identificar nuestras áreas de potencial, permitirá precisamente que logremos desarrollarlo y esto a la larga traerá, no solo un beneficio personal, sino la oportunidad de beneficiar a quienes nos rodean.

Cada uno de los lenguajes posee una gama inmensa de ventajas que colaboran enormemente en el desarrollo particular de ciertas actividades en especial.

.
.

Leave a Reply