Home > Nacional > Un delito con rostro de mujer

Un delito con rostro de mujer

La trata de personas, de acuerdo con el último informe de la Procuraduría de los Derechos Humanos en Guatemala (PDH), no es de fácil registro, pero si se puede caracterizar, debe decirse que tiene rostro de mujer.

.

Las cifras son contundentes: de 673 posibles casos documentados por la PDH en 2015, basada en datos del Ministerio Público (MP), el 68 por ciento corresponde a mujeres. El dato refleja un alza del 23 por ciento, si se compara con el año anterior. Así lo revela el estudio de la institución humanitaria que, dirigida por Jorge de León Duque, muestra que el fenómeno ha crecido año con año desde 212 casos en 2010.

Y si se quiere explicar el ambiente en el que se da este panorama no hay cómo perderse, pues la problemática migratoria es uno de sus típicos hábitats. Por ello es que el informe advierte que “este es un terreno virgen para la investigación y uno de los más grandes desafíos que tiene ante sí el Estado guatemalteco”.

A lo anterior, De León Duque añade que ante las múltiples ventajas que otorga la debilidad institucional de las entidades encargadas de dar garantías en la migración y la movilización terrestre, los tratantes operan “como pez en el agua”.

Según el Informe Violencia, Niñez y Crimen Organizado, de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a partir de los nueve años los niños ya son vulnerables ante este delito.  A esa edad los usan como vigilantes o informadores; a partir de los 12, como vigilantes de casas de seguridad, y desde los 16, ya se involucran en ejercicios más violentos, como secuestros y asesinatos.

Cómo no ser un negocio para la delincuencia, si solo en la frontera México-Guatemala, según el Consejo Nacional de Atención al Migrante de Guatemala (Conamigua), existen 704 puntos ciegos utilizados como paso de migrantes. Este dato explicaría de alguna forma por qué Chiapas, en el sur mexicano, es considerado el estado más vulnerable de ese país para la trata de personas; así lo asegura un informe del Centro de Estudios y de Investigación en Desarrollo y Asistencia Social (Ceidas).

Según el Informe Mundial de Trata de Personas 2012, de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), más del 60 por ciento de las víctimas de explotación sexual son mujeres, adolescentes y niñas, un dato que está totalmente comprobado en Guatemala.

De acuerdo con la información proporcionada en el documento, el grupo más vulnerable al delito de la trata está entre las mujeres de 13 a 17 años, que suman un 20 por ciento de los casos con edades registradas. Pero también hay un fuerte componente de edades no registradas que suma el 48 por ciento del total.

Las principales formas en que se evidencia la trata de personas son la mendicidad, la explotación sexual, la explotación laboral y la pornografía comercial.

.
.

Leave a Reply