Home > Nacional > Crecimiento vehicular genera crisis urbana

Crecimiento vehicular genera crisis urbana

El parque vehicular de Guatemala crece de manera acelerada y con ello aumentan los problemas de tránsito, contaminación y accidentes fatales, entre otros males. Sin embargo, pese a ser un tema de permanente preocupación, aún no se avizoran soluciones a lo que ya se presenta como una crisis urbana, que se vive también en cabeceras departamentales, como  Quetzaltenango y Escuintla, según reportan autoridades.

De acuerdo con estadísticas de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), en los primeros cuatro meses de este año se sumaron al stock vehicular 88,411 automotores de diversa índole. Esto significa que, hasta abril, la entidad tiene registrados 3.059,089 vehículos en todo el país y el crecimiento ha sido de entre 8% y 10%, en los últimos años.

Del total, el mayor número lo constituyen las motos, con 1.132,706. Después los automóviles con 691,731 y le siguen los picop con 562,230. Hasta diciembre del año pasado el total era de 2,970,678.

RITMO DESMEDIDO

Carlos Sandoval, vocero de la Municipalidad de Guatemala, estima que más de la mitad del parque automotriz del país circula en la ciudad capital. Ello implica el uso y demanda de recursos tales como mantenimiento de rutas, asfalto, semáforos, agentes y toda una logística que brinda la comuna.

Según Amílcar Montejo, Intendente de la Policía Municipal de Transito (PMT) de Guatemala, ese crecimiento de vehículos alcanza la categoría de desmedido. Tal afirmación la explica al comparar que en Europa, por  ejemplo, está más regulada la adquisición de un vehículo, mientras que en Guatemala se hace sin mayores complicaciones.

Uno de los problemas de la metrópoli es que cuenta con pocas rutas alternas para entrar y salir, además de contar con calles y avenidas angostas y cortas. Esas características hacen que los días pico de circulación del tránsito (lunes y viernes), sea un martirio para miles de conductores. Esa situación se agrava los mediados y fines de mes, cuando hay más capacidad adquisitiva por ser días de pago salarial.

UN LABERINTO

Según Édgar Guerra, de la defensoría del Transporte Público de la PDH, el congestionamiento en la metrópoli y en algunos departamentos se ha vuelto inmanejable  y es un verdadero laberinto. Las autoridades municipales y centrales no le han puesto la importancia que merece el problema. “El tráfico tiene un costo de tiempo productivo para los guatemaltecos y gastos en combustibles, además de causar estrés o accidentes fatales”, señala.

PALIATIVOS

Guerra considera que los pasos a desnivel y carriles reversibles son una solución momentánea, pero no futurista. “Mientras las personas sigan usando los carros y no haya un transporte público masivo, todo seguirá igual”. Estas medidas resuelven algo ahora, pero no sirven para el futuro. En otros países hasta la gente pudiente se moviliza en transporte público”, indica.

EL TELEFÉRICO

Pablo Morales, gerente de Emixtra, relata que esa comuna está implementando planes para ayudar a mitigar el tráfico, y uno de ellos es la implementación de un teleférico que iría de la colonia Molino de las Flores, al final de la Roosevelt, hacia el Obelisco, en la capital, con una duración de 18 minutos.

“Este proyecto se tiene en conjunto con la comuna capitalina y se están buscando inversionistas que  lo quieran adquirir. Iría por el arriate central de la Roosevelt”, comenta. La municipalidad espera iniciar el proceso de licitación en los meses próximos. Luego de esto la construcción duraría año y medio.

Por aparte, la municipalidad capitalina tiene previsto construir nuevos pasos a desnivel en cruces con mucho tráfico y continuar con más de 30 carriles reversibles; pero, según guerra, no son soluciones para el problema, sino solo un paliativo, por lo cual se requiere de un política integral para prevenir crisis mayores en el futuro.

Horarios pico

Tome precauciones

Según las autoridades de tránsito,  los horarios pico son de 5:30 a.m. a 9:30 a.m.; de 1:00 p.m. a 2:00 p.m. y de 4:00 p.m. a 8:30 p.m., aunque hace dos años los picos se daban hora y cuarto antes que los actuales.

También se reporta un promedio 30 colisiones diarias en ciudad de Guatemala. Pero en época de lluvia la cantidad aumenta a 45 choques promedio al día. Además, a diario se reportan entre 100 y 120 vehículos que se descomponen en plena marcha.  De estos, el 70% deja de funcionar por falta de gasolina no prevista por los conductores.

Respecto a lo anterior, un solo carro que obstruya al resto de atrás, en una hora afecta a 750 vehículos, los cuales al salir de su carril perjudican a otros 1,500. Otro dato significativo es que de cada 10 vehículos que circulan en la ciudad, siete transportan a una solo persona, la cual hace que se ocupe más espacio.

.
.

Leave a Reply