Home > Vida > La salchicha al curry, el otro superventas de Volkswagen

La salchicha al curry, el otro superventas de Volkswagen

Se le conoce en el mundo entero por el Escarabajo, el Golf y últimamente por los motores trucados, pero pocos saben que Volkswagen ha conquistado los paladares con sus salchichas con sabor a curry.
Tocado con gorro blanco de cocinero, Francesco Lo Presti trocea carne de cerdo, que después se pica finamente, se mete en tripas artificiales, se ahuma y se escalda.
Cerca de las cadenas de montaje de coches, este maestro charcutero reina entre los fogones. Desde hace más de 15 años elabora las currywurst en la sede del fabricante automovilístico en Wolfsburgo, en el norte de Alemania.
La salchicha al curry de Volkswagen data de 1973. Su fama ha traspasado fronteras y en la actualidad figura en el menú de las cantinas de la marca del mundo entero, desde Estados Unidos a India, pasando por China, donde la produce un proveedor.
Es una salchicha a la parrilla, cortada en trozos y acompañada de una abundante salsa de tomate al curry, de la que existe una multitud de variantes locales. Sus incondicionales pueden incluso comprarla en algunos supermercados alemanes. Y los concesionarios las regalan a veces con la compra de un coche.
El grupo Volkswagen las promociona sirviéndolas durante los eventos de marketing o en su conferencia de prensa anual.

MEZCLA DE ESPECIAS
Lo Presti no escatima en elogios: “Carne muy selecta y una mezcla secreta de especias, por supuesto, son los ingredientes esenciales. Añadimos ketchup… imbatible”.
Él no se imagina a Volkswagen sin su salchicha. “Sin la currywurst a las 9 de la mañana, los empleados empezarían una huelga inmediatamente”, afirma medio en broma medio en serio.
Es barata y sacia. “Es parte integrante de la cultura empresarial de Volkswagen”, confirma Tina Berthold, comisaria de una exposición dedicada a la salchicha al curry que se exhibe hasta finales de mayo en el museo Volkswagen de Wolfsburgo.
Para Martin Cordes, director de la división gastronómica de VW, la currywurst no tiene rival. Es dos veces menos grasa y se elabora con las mejores partes de la carne, es “muy sana y sacia”, explica. Unas cualidades que se deben a la necesidad de alimentar bien a los obreros durante la creación de la fábrica de Wolfsburgo en 1938, bajo el Tercer Reich, cuando la ciudad todavía no existía.

30 MIL POR DÍA
Bajo la supervisión de Lo Presti, una treintena de personas participa cada día en la fabricación industrial de 30 mil salchichas al curry, cuya receta ha evolucionado con los años.
Desde la crisis de la vaca loca a finales de los años 1990, no contiene carne de res, solo cerdo, un cambio que costó imponer, recuerda el maestro charcutero.
El fabricante también lanzó una versión vegetariana en 2010 y la currywurst vegana en 2015.
El ketchup lo elabora un proveedor siguiendo una receta de Volkswagen, que compra la carne de cerdo en la región. Hasta 1946 se abastecía en sus propios mataderos.
“El que prueba nuestra currywurst se enamora de ella”, afirma Lo Presti. Las cifras parecen darle la razón: Volkswagen vendió alrededor de 7.2 millones en 2015, es decir, dos veces más que en 2008.

.
.

Leave a Reply