Home > Pulso > Protestan contra el cierre del aeropuerto

Protestan contra el cierre del aeropuerto

U n grupo de hondureños protestó en el Aeropuerto Internacional de Toncontín, capital de Honduras, contra un eventual cierre de la terminal aérea por la construcción de un nuevo aeropuerto en la región central del país.

Los manifestantes, entre ellos diputados de los opositores partidos Liberal y Anticorrupción, así como empleados de la terminal aérea, piden al Gobierno que preside Juan Orlando Hernández que no cierre la terminal aérea.

“Estamos completamente en contra del cierre del aeropuerto Toncontín”, dijo a periodistas Raúl Zepeda, representante del movimiento Oposición Indignada.

Según los manifestantes que llegaron con pancartas, si se cierra la terminal aérea de Tegucigalpa, que este martes era resguardada por efectivos de los cuerpos de seguridad, al abrir el nuevo Aeropuerto Internacional de Palmerola, en el centro de Honduras, muchos se quedarían sin trabajo.

Los manifestantes aseguraron que no se oponen a la construcción y operación del Aeropuerto de Palmerola, pero abogan porque Toncontín no sea cerrado.

El Gobierno de Hernández suscribió en marzo pasado el contrato del proyecto, diseño, financiación, operación y mantenimiento del Aeropuerto de Palmerola, lo que, según el acuerdo, representaría el cierre de Toncontín, que funciona desde hace más de 50 años.

Es por ello que Zepeda pidió a los diputados que acompañaron la protesta que “persuadan” a sus compañeros del Congreso Nacional para que el contrato firmado con la compañía Inversiones EMCO, de capital hondureño-alemán, “no sea aprobado de la manera que está”.

El diputado opositor Amado Aguilar dijo a periodistas que la protesta busca “defender” los intereses de los más de 1.5 millones de personas que viven en Tegucigalpa, y abogó porque Toncontín siga operando para vuelos nacionales o privados.

El proyecto

Características

El contrato de la nueva terminal aérea es “lesivo para el Estado” y “demasiado oneroso”, ya que, según el diputado Amado Aguilar, en una de sus cláusulas señala que Toncontín debe ser cerrado porque de lo contrario, el Gobierno deberá pagar una multa de $800 mil a inversiones EMCO.

El aeropuerto de Palmerola se construirá mediante alianza público-privada, con una concesión de 30 años, y costará unos $163 millones, de los cuales, España aportará $53 millones como parte de un programa de reconversión de deuda con Honduras.

.
.

Leave a Reply