Home > Nacional > Más de Q780 millones en impuestos, multas y recargos

Más de Q780 millones en impuestos, multas y recargos

La cifra exacta no fue dada a coocer.  Al menos, hasta la noche de ayer.  Pero con el pago hecho por la Corporación Aceros de Guatemala, en concepto de impuestos no pagados, una multa equivalente al 100 por ciento, más intereses y moras, la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) no solo cerró la brecha fiscal de lo que va del año, sino generó un superávit de alrededor de Q357 millones.

.

Este desembolso fue realizado por la empresa tras haber sido intervenida administrativamente, por orden judicial. La medida fue anunciada por la SAT el jueves pasado, pues luego de varias auditorías, se habrían constatado elusiones impositivas, al menos desde 2006. La cifra adeudada a la SAT, por la cual un juez autorizó la intervención, supera los Q780 millones, según lo ratificó Thelma Aldana, fiscal general y jefa del Ministerio Público (MP).

LAS INDAGACIONES 

De acuerdo con las investigaciones efectuadas por el Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), se verificó que en el Juzgado Séptimo de Primera Instancia se encuentran tres querellas por simulación de compra de chatarra que ascienden a Q261.3 millones.

Esta anómala estrategia, según las investigaciones, fue utilizada entre los años 2006 y 2009, presentando facturas de siete proveedores cuyas empresas no existían físicamente y sus representantes no pudieron ser localizados. Incluso, hubo casos en los que se verificó que los nombres registrados de proveedores correspondían a personas ya fallecidas.

En julio del año pasado, la SAT presentó otras tres querellas contra la empresa, por la falsificación de 178 sellos bancarios impresos en formularios para el pago de impuestos. Ese vicio tributario se practicó entre 2011 y 2013, por medio del cual se defraudó un total de Q11.3 millones.

Este conjunto de demandas llevó a la solicitud de intervenir administrati-
vamente la empresa.

La medida fue solicitada por el MP, la SAT y la Procuraduría General de la Nación (PGN) y para tal efecto se nombró a Rolando de Jesús Oliva Alonzo, quien administraría la industria acerera hasta que la SAT recuperara los impuestos eludidos.

A esta medida precautoria se sumó la solicitud de arraigo contra los socios mayoritarios, José Gabriel Abularach y María Valdés Gómez; así como del representante legal, José Paiz Valdez.

De acuerdo con Iván Velásquez, jefe de la Cicig, este caso de elusión fiscal se descubrió durante las investigaciones que, a través de interceptaciones telefónicas, se hacían en el caso conocido como La Línea, así como las pesquisas propias de la SAT.

También se detectó una red de manipulación de informes de la SAT para favorecer a Aceros de Guatemala, la que tenía tentáculos, tanto a lo interno, como a lo externo de la entidad recaudadora.

El objetivo, liberar a la empresa de los procesos judiciales que se encaminaban en su contra, pero también limpiar su récord ante la SAT para que pudiera hacer efectiva la exigencia de devolución de su supuesto crédito fiscal.

Thelma Aldana aseguró que “este caso está precisamente en investigación y seguimos con el análisis”.

Juan Francisco Solórzano Fopa, superintendente de la SAT, dijo: “Es sin duda histórico, poder decir que hemos tenido un pago tan significativo, tan grande para la superintendencia, en general para el Estado de Guatemala. Este dinero nos va a permitir cerrar la brecha que teníamos en lo que va de este año”.

Aseguró además que la recaudación dio “un salto cuantitativo, significativo que va a permitir al Estado contar con los fondos suficientes para poder realizar sus funciones y sus tareas previstas”.

Asimismo, informó que el MP, la Cicig y la SAT “estamos adelantando un proyecto de convenio para intercambiar información de casos parecidos a este”.

José González Campo, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), indicó que “el sector privado, como siempre apoya la institucionalidad del país, por lo que si la SAT tiene los indicios y cree que eso es lo mejor para poder cumplir con su función, y todo eso se da en el marco de la legalidad y del debido proceso, no hay más que apoyar a la institución”.

“Ya que se recuperó el monto defraudado, más la multa del 100 por ciento, más los intereses resarcitorios, el MP, en coordinación con la SAT y la PGN, acudirán al Juzgado Séptimo para hacer del conocimiento del señor juez que ya se hizo efectivo este pago. Por lo tanto se pedirá que se dejen sin efecto las medidas precautorias”, señaló Elena Guzmán, subsecretaria del Ministerio Público.

La empresa, mientras tanto, a través de un comunicado que publicó en medios de comunicación, manifestó que se encuentra colaborando con los entes investigadores, que confía en el debido proceso y  espera se aclare que no ha actuado deliberadamente para evadir impuestos.

Pedro Prado, analista de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), calificó de excelente el resultado obtenido por la SAT, pues no solo sienta un precedente contra los evasores, sino que con los ingresos, podrá sanear las finanzas públicas, cubriendo la brecha fiscal que se tenía hasta abril.

Historia de Aceros de Guatemala

Un crecimiento basado en adquisiciones de otras plantas

Aceros de Guatemala inició sus operaciones industriales en 1953. Tres años más tarde incursiona en la comercialización directa e inauguró Distribuidora Universal, su propio punto de venta.

Ahora es una gran corporación, cuyo crecimiento comenzó en 1987, cuando adquirió la planta de Intupersa, una transformadora de acero especializada en fabricar tuberías y costaneras.

En 1991, inauguró su planta Sidegua, en Escuintla, donde fabrica palanquilla, alambrón, varilla corrugada, malla electrosoldada y varilla lisa de ¼.

Con el traslado de las plantas de clavos, grapas, alambre de amarre, alambre espigado, alambre galvanizado y malla ciclón, aumentó la capacidad de la planta, en 1994.

Un año después, adquirió Indeta, donde produce varilla corrugada, productos trefilados  y perfiles, entre otros productos.

178 falsificaciones de sellos bancarios

.
.

Leave a Reply