Home > Deportes > Luto sobre la grama

Luto sobre la grama

Rolando Girón y agencias

Desde hace un par de décadas, es abrumadora la presencia de atletas keniatas o africanos en general en los podios de las competencias internacionales de media y larga distancia, lo que ha llevado a muchos a preguntarse por el misterio de la fortaleza de estos atletas “trotamundos”.

SIn embargo, el mediocampista camerunés del Dinamo de Bucarest (1ª división rumana) Patrick Ekeng,  murió el pasado viernes tras desplomarse de repente sobre el terreno de juego durante un partido de la liga rumana.

“Se hicieron maniobras de reanimación durante hora y media, sin éxito”, declaró el médico del Dinamo de Bucarest, Liviu Batineanu, a los periodistas.

El internacional camerunés, de 26 años, llevaba solo siete minutos en el partido ante el Viitorul Constanta, cuando se desplomó sobre el césped sin ningún contacto previo con otro jugador, lo que disparó todas las alarmas.

“No llego a creerlo. Esto es una pesadilla. Para mí, para el equipo y para todos los aficionados del Dinamo. Es demasiado”, afirmó por su parte Ionel Danciulescu, director general del club.

“Es como si estuviéramos malditos”, insistió, recordando una tragedia similar vivida en octubre de 2000, cuando otro jugador del club, Catalin Haldan, murió durante un amistoso ante el Santierul Naval.

RAZONES CIENTÍFICAS

¿Por qué se da este tipo de casos en atletas jóvenes, que se suponen llenos de vigor y desarrollan una actividad física que precisamente es considerada patente de salud y vida?

El médico deportólogo Ricardo Cabas García, vinculado con la multinacional Bodytech y a Indeportes Atlántico, divide los casos de muertes súbitas entre futbolistas en dos categorías: en atletas mayores de 30 años, y atletas menores de 30.

“En este último ítem, casi siempre se da por causas congénitas o hereditarias. Son jugadores que nacen con defectos en el corazón, que tienen que tratarse desde su nacimiento. A este tipo de defectos se les llama cardiopatía hipertrófica obstructiva”, explica el profesional.

Agrega que también suceden historias en las que el deportista nace con malformación en las arterias coronarias, o en su defecto, las arterias son más estrechas y no bombean sangre suficiente al corazón, lo que limita el oxígeno, vital para la práctica de un deporte de alto rendimiento como es el fútbol.

Menciona, igualmente, casos que no son tan comunes, pero que se han detectado en los últimos años: anomalías valvulares, sobre todo de la válvula aórtica.

“Esto responde al nombre de estenosis valvular aórtica; allí la válvula se obstruye y detiene la circulación sanguínea normal, lo queprovoca la muerte súbita”, indica.

La mayoría de casos de muerte súbita con futbolistas que superan la edad de 30 años, se produce porque no hay una valoración médica adecuada, precisa Ricardo Cabas.

“Por eso es tan importante la valoración previa que se hace en la pretemporada, y si hay un jugador que se vincula al club en mitad de torneo, tienen que someterlo a exámenes exhaustivos antes de las pruebas físicas”, añadió el especialista.

Otros factores que pueden tener incidencia en estos desenlaces es la utilización de drogas prohibidas, el famoso doping; o el constante uso de esteroides anabólicos.

“Un deportista que se dopa tiene mucho más riesgo de una muerte súbita, pues aumenta su presión cardiaca y el flujo sanguíneo. La circulación no es la misma y el corazón no realiza el proceso común y corriente, por lo que se extralimita”, agrega el médico.

¿QUÉ HACER EN ESTOS CASOS?

“Como primera medida, evitar que esto pase. Suena ilógico, pero sí se puede lograr realizando los procedimientos adecuados para el cuidado médico de los deportistas.

Lo otro es tener un equipo especializado en reanimación cardiopulmonar; lógicamente, elemento humano especializado en otras dolencias y contar con un aparato que se llama desfibrilador, con el fin de auxiliar al futbolista inmediatamente, y no esperar que se realice el traslado a un hospital.

Esto puede ser vital para mantener con vida al jugador. El equipo ya se utiliza en muchos países de Europa, y se está convirtiendo en una ley como debe ser”, concluyó.

MUERTE SÚBITA EN EL FÚTBOL MUNDIAL

24 mayo 2015

Cristian Gómez, futbolista de 27 años del club Atlético Paraná, falleció minutos después de sufrir una descompensación cardíaca durante el partido que su equipo jugaba la tarde del domingo contra Boca Unidos de Corrientes, por la Primera B Nacional (segunda división) del futbol argentino. Se desplomó en la cancha cuando transcurría media hora de juego.

3 septiembre 2014

El chileno Carlos Barra, de 23 años, jugador del humilde Deportes Maipo Quilicura falleció durante un amistoso contra Palestino, equipo de la Primera División del futbol chileno. Murió por un paro cardíaco.

29 de julio 2013

El ecuatoriano Cristian Benítez sufrió un edema pulmonar tras una falla cardiaca. Aunque no falleció en una cancha de futbol, su muerte se produjo tras un juego, la víspera, con su equipo Al Jaisc SL de Qatar.

21 julio 2013

Yair Clavijo, joven futbolista de Sporting Cristal, perdió la vida en pleno partido ante Real Garcilaso por el torneo de Reservas en la ciudad de Urcos. El joven de 18 años sufrió un paro cardiorrespiratorio y falleció a cinco minutos del final del encuentro. La causa exacta de su fallecimiento fue por un edema cerebral y cardiopatía hipertrófica.

14 abril 2012

El jugador del Livorno Piermario Morosini, de 25 años, falleció en el Hospital Civil Santo Spirito de Pescara (centro de Italia), tras desplomarse por una crisis cardíaca en pleno partido de la Segunda División (Serie B) de la Liga de Italia entre su equipo y el Pescara.

2 abril 2009

El futbolista paraguayo Víctor Hugo Ávalos, que había militado en clubes de varios países sudamericanos, murió cuando festejaba el gol que había conseguido en un partido de aficionados en Asunción.

Leave a Reply

Diez + 14 =

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com