Home > Deportes > Nacido para triunfar

Nacido para triunfar

Fedérate y COG

.

José Raymundo encarna la nueva cantera de la Marcha, especialidad de atletismo que ha llenado de gloria al país a través de varias generaciones. En apenas un año de haber iniciado su caminar con el equipo mayor, el joven quichelense va por el mejor tiempo de su vida en la cita olímpica.

Apasionado por el deporte, persistente en sus objetivos e incansable atleta con espíritu de superación. Ese es José María Raymundo, quien forma parte del grupo de siete marchistas con la marca de acceso a los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Raymundo, nacido en Santa Cruz del Quiché el 1 de septiembre de 1993, debutó en el Ciclo Olímpico el año pasado en los Juegos Panamericanos de Toronto.

Estudiante del segundo año de la carrera de Licenciatura en Gestión Deportiva de la Universidad Galileo, dejó su tierra con la pretensión de sobresalir en la especialidad a la que llegó con la necesidad competitiva de superar a su hermano.

“En todos los deportes y actividades en las que me metía, mi hermano menor (Carlos) siempre me ganaba. Entonces buscando cómo vencerlo, la entrenadora Teresita Collado (marchista olímpica en Sydney 2000 y Atenas 2004) me vio practicar atletismo y me dijo que si me pasaba a Marcha tal vez podría ganarle”, cuenta entre risas, Raymundo, quien en forma reciente se coronó como campeón nacional en la prueba de 20 kilómetros.

Raymundo tuvo contacto con el atletismo por su hermano mayor (Pedro), a quien seguía en las pruebas atléticas de medio fondo. “Siempre me gustó el deporte y estaba al tanto de figuras como Julio Martínez y Teresita Collado”, complementa.

Junto al deporte se dedicaba a la venta de periódicos, la agricultura y panadería. Fue al graduarse de la carrera de magisterio urbano en el Instituto Normal Mixto Juan De León, cuando Raymundo tomó una de las decisiones más difíciles de su vida.

“Después de graduarme, mis papás querían que buscara un trabajo para no desaprovechar mis estudios. Pero yo tenía claro que debía seguir entrenando. Entendí a mis padres porque no crecimos con una cultura deportiva. Pero una vez que escogí la Marcha, los resultados llegaron y ahora estamos todos contentos”, comenta.

SE LE ABRIÓ EL MUNDO

Con 19 años, Raymundo pasó a formar parte del equipo que entrenaba Collado en Quiché. Luego de haber mostrado sus excelentes aptitudes técnicas y físicas, a inicios del 2015 fue captado por el entrenador polaco, Bohdan Bulakowski.

“Empecé a prepararme rápido y me di cuenta de que ya estaba cerca de los mejores de Guatemala. Entrenar junto con los atletas que veía como monstruos fue una motivación grande”, admite.

Su primera competencia internacional fue en marzo del año pasado en el Circuito Internacional de Chihuahua en México, en la que alcanzó el undécimo lugar con registro de una hora, 25 minutos y siete segundos.

Una de las mejores actuaciones de Raymundo llegó el 11 de abril del año anterior en el Encuentro Internacional de Podebrady, en República Checa. En esa competencia fijó el cronómetro en 1:22:49, tiempo con el que logró las marcas de acceso a los Juegos Panamericanos de Toronto, el Campeonato Mundial de Atletismo en Beijing y los Juegos Olímpicos de Río 2016.

“Fue una satisfacción enorme para mí y para todos los que habían  detrás apoyándome”, resumió.

Luego de ello, se calzó los tenis para competir en el Gran Premio de Rio Maior, Portugal (puesto 25, con 1:26:34 horas); la Copa Panamericana en Arica, Chile (undécimo, con 1:25:06); el Festival Internacional de Alytus, en Lituania (noveno, con 1:34:49); los Juegos Panamericanos de Toronto, Canadá (noveno, con 1:35:45) y el Mundial (puesto 48, con 1:29:01).

PASIONES DE UN MARCHISTA

Lejos de casa, Raymundo añora las tardes con sus amigos cuando al salir de la escuela iba a tomar atol y a comer tostadas. Admirador de las artistas nacionales como Ricardo Andrade o el grupo Alux Nahual, el joven confiesa también su gusto por las series animadas de Dragon Ball Z.

Hijo de Miguel Raymundo y Jacinta Cox, es el cuarto de cinco hermanos (Carlos, Pedro, María y Margarita).

“Estudié Gestión porque me interesa el deporte en general. Me gusta el Movimiento Olímpico y cómo está estructurado el deporte fuera de las pistas”, revela al vislumbrar su futuro profesional.

Sobre Río 2016, Raymundo sentencia: “Cuando estoy entrenando y siento que ya no tengo fuerzas, pienso en los Juegos Olímpicos. Si no me levanto a entrenar, es darle ventaja a los demás. Siento emoción y compromiso porque sé que llevaremos el apoyo de los guatemaltecos”.

.
.

Leave a Reply