Home > Columnas > Ciencia y tecnología: resortes del desarrollo

Ciencia y tecnología: resortes del desarrollo

Se ha dado a conocer el procedimiento que el actual gobierno sugirió para la elección de las máximas autoridades del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. Consiste en un concurso público, en el cual participan profesionales que se han destacado en alguno de los campos del conocimiento científico y tecnológico: que posean grados universitarios del más alto nivel e investigaciones relevantes. Quien alcance un puntaje académico sustantivo, lo selecciona el CONCYT presidido por el Vicepresidente y lo ratifica el Presidente de la República.

Siendo que, “el bienestar de los países y de sus poblaciones, afirma el Dr. Aldo Castañeda, depende cada vez más de su competitividad intelectual, cultural y científica-tecnológicas
la ciencia y la tecnología juegan un papel esencial”. En tal sentido habrá que interpretar que la elección de las autoridades del CONCYT, es un hecho relevante, porque cada vez más somos parte de una “sociedad del saber”; entendiendo que estamos inmersos ya, en una nueva forma de vida, dado que el conocimiento se erige en factor fundamental de la economía, de la educación, la salud y de la organización social.

El sabio guatemalteco Miguel Ángel Canga afirmo que en Guatemala “necesitamos formar nuevas generaciones que puedan enfrentar los problemas con actitud crítica e inteligente; creativas, innovadoras, disciplinadas y con las virtudes que favorecen la actitud científica, el amor a sus semejantes y el interés por la naturaleza que soporta nuestra vida”. Bajo estas líneas, la doctora Beatriz Villarreal indica que “una de las tareas más urgentes es lograr en los próximos diez años, la formación de una generación de intelectuales, profesionales y técnicos conscientes del tamaño y de las posibilidades de solucionar los problemas nacionales, tarea a realizar por las cabezas pensantes que viven en este país”.

Ciertamente, Guatemala hasta hoy, está muy lejos de lo que en el ámbito de la ciencia y tecnología llevan a cabo países cercanos como México y Costa Rica. Claro que existen buenos ejemplos de lo que hacen algunas universidades, pero aún no tiene incidencia social y tampoco se le da la importancia de lo que se merece. Por ejemplo, los mexicanos frente al peligro de la fuga de cerebros talentosos, definieron políticas de estímulo a los investigadores. Por cierto hay algunos guatemaltecos que migraron a México y hoy gozan de estos beneficios para producir conocimientos. En nuestro caso, somos testigos lamentablemente que personas brillantes han tenido que partir a otros países del mundo a fin de encontrar espacios adecuados para el desarrollo de la inteligencia y creatividad.

El esfuerzo para el impulso de las políticas científicas, debe tener un carácter multisectorial, en el cual participen las universidades, el CONCYT y el sector privado.

De lo contrario, dice el doctor Castañeda, “corremos el riesgo de extinción”. Por ello, afirma que “es necesario un esfuerzo común” para formar recurso humano de alta calidad científica y tecnológica que viabilice la meritocracia en búsqueda del desarrollo sustentable del país.

Guatemala hasta hoy, está muy lejos de lo que en el ámbito de la ciencia y tecnología llevan a cabo países cercanos como México y Costa Rica.

.
.

Leave a Reply