Home > Pulso > Guatemala se apresta a vender energía a México

Guatemala se apresta a vender energía a México

Guatemala está preparándose para comenzar a vender energía eléctrica a México por medio de la interconexión entre ambos países, algo que hasta ahora solo sucede en la vía contraria.

Según Luis Herrera, gerente del Administrador del Mercado Mayorista (AMM), esa entidad ha realizado esfuerzos para posibilitar la expansión de la oferta y demanda de potencia y energía para el mercado mayorista.

Manifestó que uno de esos esfuerzos se ha enfocado en la habilitación de las transacciones de importación y exportación de oportunidad a través de la interconexión entre Guatemala y México.

“Teniendo en cuenta los recientes cambios de regulación en el sector energético de México y la organización de un mercado mayorista de electricidad en dicho país, se ha dado la coordinación necesaria con el Centro Nacional de Control de Energía de México, organismo homólogo del AMM, para que sea posible la implementación de dichas transacciones en el corto plazo”, señaló Herrera en un boletín del AMM.

Agregó que “las ofertas de exportación serán programadas según solicitud del mercado de México y consideradas como una demanda adicional a la nacional, por lo que serán abastecidas respetando el despacho económico”.

VENTA DE EXCEDENTES

Roberto Barrera, analista independiente, añade otro factor a la posibilidad de exportar electricidad a México. Explicó que debido al déficit en las lluvias durante el invierno pasado, en el sur mexicano no tienen la capacidad de suministrar electricidad con todas sus plantas hidroeléctricas.

“El déficit se debe al retraso en el invierno, porque México tiene grandes hidroeléctricas en el sur, cercano a Yucatán, Oaxaca y Chiapas, donde están las grandes centrales y tanto allá como en Guatemala, las lluvias fueron escasas y las cuencas quedaron muy secas, por lo que el aporte de este tipo de plantas mexicanas se ha reducido entre 25% y 30%”, añadió Barrera.

El analista recordó que en México “está empezando, de manera incipiente, un modelo energético basado en el despacho económico, debido a los cambios de las leyes de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y de Petróleos Mexicanos (Pemex), por lo que están abriéndose a buscar energía más barata sin importar el origen, lo cual no hacían hace un par de años”.

Barrera no ve imposible suministrar energía a México, considerando que la capacidad instalada de generación del país, de unos 3,200 megavatios (MW) es casi el doble de la demanda (unos 1,600 MW).

“Hay excedentes que los comercializadores están tratando de colocar y encontraron este nicho”, agregó Barrera. Sin embargo, el experto llama la atención en que actualmente hay plantas que pueden generar unos 800 MW utilizando búnker que están “paradas”, pero considerando el precio de este combustible derivado del petróleo puede resultar rentable para México adquirirlo.

“Antes, con el nacionalismo mexicano ellos preferían quemar diésel, que es mucho más caro, pero con las nuevas leyes podrían adquirir energía más barata, aunque nos la compren”, agregó Barrera.

Adicionalmente, el costo del búnker ahora está más bajo siguiendo la tendencia del crudo, por lo que la energía con este combustible se encuentra en $0.04 o $0.05 por kilovatio hora (kWh) mientras que hace un año rondaba los $0.12 por kWh.

Horacio Fernández, de la Asociación Nacional de Generadores (ANG), indicó que “con la apertura del mercado mexicano de energía y la existencia de líneas físicas de conexión, se abre una oportunidad real de poder exportar”.

Mercado local

En análisis

Barrera señaló que el país debe analizar cuidadosamente la normativa para poder cumplir con los contratos de exportación, principalmente en momentos en que pueda haber algún problema de suministro local.

“¿Qué pasa si solo se tiene capacidad de atender al mercado guatemalteco y hay compromisos con el extranjero?”, se preguntó Barrera.

Fernández añadió que “Guatemala tiene suficiente capacidad de plantas de generación y precios de producción de energía competitivos, como para pensar en esta posibilidad, sin que por ello se ponga en peligro el suministro nacional ni se pierda la estabilidad de costos de energía en nuestro país”.

.
.

Leave a Reply