Home > Pulso > La piratería es un problema cultural, según la AmCham

La piratería es un problema cultural, según la AmCham

El consumo de productos pirateados se ha convertido en un problema cultural debido a que la población, a pesar de no considerarlo una ilegalidad, lo califica como de algo políticamente correcto.

Virginia Servent, presidenta del Comité de Propiedad Intelectual de la Cámara de Comercio Guatemalteco Americana (AmCham) comentó que “mientras el consumidor sigua pidiendo productos falsos o piratas, la gente va a seguir produciendo piratería y falsificación”.

Añadió que “esto es algo cultural y de educación, por lo que es importante transmitir desde nuestra casa y colegios, a los más pequeños, la importancia de proteger la propiedad intelectual, ya que su protección promueve que haya más creatividad”.

Asimismo, acotó que “Guatemala es unos de los países más propensos a la piratería y la falsificación, dado que hay muchísimos más consumidores y la gente cree que este tema no es un delito, sino que lo considera como algo políticamente correcto, pues no hay penalidad para el comprador”.

Otra de las preocupaciones que se suma a este tema, es el incremento de la piratería en el Internet, desde donde se descargan miles de contenidos diariamente.

Respecto a la penalización por este delito, la experta explicó que esta no es para el consumidor, sino para el productor de piratería y falsificación, quien puede purgar  una condena de seis años de cárcel, pero tiene opción a medidas sustitutivas o multas que llegan hasta los Q750 mil. Sin embargo, estas sanciones pecuniarias no llegan a los verdaderos productores, sino a los que cumplen la función de distribuidores.

“La piratería y la falsificación es un comercio fuera de la legalidad, en todo sentido. El problema es que esta práctica afecta tanto al creador original, como al Estado que lo permite, porque esos productos no pagan impuestos. Entonces, no hay tributos qué declarar, aunque hay algunos que entregan facturas, pero por un precio menor”, resaltó Servent.

Entre los productos pirateados que se comercializan en Guatemala está la ropa, zapatos, productos electrónicos y electrodomésticos, películas, series de televisión, programas de computación y música. Por su origen, en su mayoría provienen de Asia, de China y Hong Kong,  específicamente.

INCAUTACIONES 

La asesora legal de empresas en materia de propiedad intelectual, Karen Fisher, dio a conocer que hace dos semanas se incautaron gorras de una marca famosa, en Puerto Quetzal.

“Eran 47 bultos, con 240 gorras cada bulto y cada artículo cuesta entre Q200 y Q400. Lo que pasa con esa mercadería es que al entrar, las colocan como gorras sin marca y eso es mentira porque sí la traen”, explicó Fisher.

Reconocen labor

Premian a creadores

En el marco de la celebración del Día Mundial de la Propiedad Intelectual, AmCham otorgó el premio Eduardo Illescas para la Protección de la Propiedad Intelectual al reconocido empresario informático guatemalteco Luis Von Ahn. El creador de Duolingo, no pudo recibir el premio por encontrarse en el extranjero; sin embargo, su mamá Norma Arellano, recibió el galardón.

“Es un honor recibir este premio, para mí estos reconocimientos me ayudan e impulsan para poder seguir con los proyectos”, expresó Von Ahn en un video.

También se le otorgó un reconocimiento al músico y compositor Joaquín Orellana, por su importante contribución a la protección de los derechos de autor.

El creador de obras musicales, como Cantata Dialéctica e Imposible a la X, dijo: “Me siento satisfecho y honrado por este homenaje, porque sé que el arte es una gran inversión para los países. El arte edifica el perfil de los países e influye en lo social y en lo político”.

Luis Von Ahn

Empresario informático

“Es un honor recibir este premio; para mí, estos reconocimientos me ayudan e impulsan para poder seguir con los proyectos”.

.
.

Leave a Reply