Home > Actualidad > Ponen a discusión una reforma constitucional

Ponen a discusión una reforma constitucional

La promoción de reformas constitucionales no es de ahora, sino que viene empujándose desde hace varios años. Su principal auspiciante ha sido la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

.

Pero de 2011 a la fecha, al menos cuatro iniciativas han circulado. Una de ellas de corte académico, con la intervención de representantes de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), la Universidad de San Carlos y la Universidad Rafael Landívar.

Otra, a manera personal y no institucional del ahora exmagistrado constitucional, Roberto Molina Barreto. Una más del ahora expresidente Otto Pérez Molina y una cuarta, de la Corte Suprema de Justicia.

Ninguna de ellas llegó a cuajar. Todas, por diversas razones, se quedaron engavetadas por no encontrar consensos en el Congreso de la República.

En diciembre de 2014, la Cicig anunció que presentaría un proyecto pero, según algunas fuentes cercanas al poder Judicial, la iniciativa se quedó detenida porque Pérez Molina solicitó un compás de espera y luego se vino el descubrimiento de los casos de corrupción que terminó con ese gobierno,  dejando estancada la última propuesta.

Con la presencia y aval de los tres presidentes de los organismos del Estado, Jimmy Morales, por el Ejecutivo; Mario Taracena, por el Legislativo, y Rafael Rojas, por el Judicial, ayer se hizo pública la que parece ser la iniciativa de reformas constitucionales con más apoyo.

La misma tiene el respaldo de una secretaría técnica integrada por la Cicig, el Ministerio Público y el Procurador de los De-
rechos Humanos.

El documento, que se pondrá a debate público durante los próximos meses, contiene reformas a 19 preceptos constitucionales y 5 disposiciones transitorias, pero también recoge ideas plasmadas en otros proyectos, como el de corte académico del que ya se ha hablado.

Entre las reformas que se consideran de mayor importancia están los cambios relativos al antejuicio; la carrera judicial; la elección de jueces y magistrados; el tiempo que durarán en los cargos tanto jueces, como magistrados, pero también el fiscal general de la República, aparte de modificar los requisitos para optar a este cargo.

Las modificaciones afectan, desde las judicaturas de paz hasta a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y de la de Constitucionalidad, última entidad cuyo número de integrantes también variaría.

El proceso aún es un germen, pero quienes participaron en la mesa principal de su presentación coinciden en que es de suma importancia para consolidar, no solo el proceso democrático en el país, sino también la paz firme y duradera.

Jimmy Morales

PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

“Nuestra voluntad demuestra que el diálogo y la concertación de alto nivel sí es posible”.

Iván Velásquez

JEFE DE LA CICIG

“Esta iniciativa representa la voluntad política del Estado, para hallar puntos de encuentro”.

Mario Taracena

PRESIDENTE DEL CONGRESO

“Le vamos a dar paso al diálogo nacional para que todas las fuerzas vivas puedan expresarse”.

Perspectivas

ALBERTO BRUNORI

JEFE DE OACNUDH

“Las reformas que se aprueben deben incluir todos los estándares internacionales de Derechos Humanos. Invitamos a que los sectores que están fuera de la capital se adhieran al debate”.

IDUVINA HERNÁNDEZ 

SEGURIDAD EN DEMOCRACIA

“Más que necesaria, la propuesta nos parece indispensable para sentar bases que contribuyan a diseñar una arquitectura del sistema de justicia, capaz de enfrentar crisis como la actual”.

JAVIER ZEPEDA 

DIRECTOR EJECUTIVO DE LA CIG

“Nos parece un buen esfuerzo que se presente una reforma focalizada en el sector justicia. Vamos a contribuir y participar activa y responsablemente en el diálogo”.

Las reformas

Cambios en detalle

Independencia del OJ
(artículo 203)

Acá se registra un cambio de inclusión, pues se agrega la posibilidad de que las autoridades indígenas ejerzan funciones jurisdiccionales, siempre que no contravengan la Constitución ni los derechos humanos reconocidos internacionalmente.

Garantías del OJ (artículo 205)

En este artículo se agrega la carrera judicial y el servicio civil del Organismo Judicial.

Carrera judicial (artículo 208)

Todos los jueces y magistrados están sujetos a la carrera judicial. Su ingreso, promoción y sistema de pensiones son regidos en esta. Además, de cinco años en sus cargos, la propuesta eleva el período a 12 años.

Consejo de la Carrera Judicial (artículo 209)

Se crea el Consejo de la Carrera Judicial y se le otorga la potestad de ser el ente rector de la misma. Por lo tanto, será el responsable de los procesos de ingreso, promoción, disciplina y destitución de los integrantes de la carrera judicial.

Integración de la CSJ (artículos 214 y 215)

Los magistrados de la CSJ seguirán siendo 13. Sin embargo, con la reforma se propone que no menos de nueve de ellos deben haber hecho carrera judicial.

Quien resulte electo presidente de la CSJ lo hará durante cuatro años y no podrá ser reelecto.

La selección de los magistrados puede ser en momentos diferentes, sin perjuicio del período de 12 años para el que sean electos.

Requisitos para ser magistrado (artículo 216)

Se eleva de 40 a 50 años la edad mínima para ocupar el cargo. Para quienes proceden de la carrera judicial, deberán haber ejercido una magistratura titular, al menos por diez años efectivos. Y para quienes sean externos a la carrera judicial, deben comprobar más de 15 años de ejercicio profesional  como abogados, fiscales o abogados del Estado.

El Ministerio Público (artículo 251)

Se fortalece la figura de autonomía de la entidad, y quien ocupe el cargo de jefe del Ministerio Público lo hará por un lapso de 6 años y no 4, como hasta ahora.

Corte de Constitucionalidad (artículo 269)

Esta corte se integraría con 9 magistrados titulares y no 5 como hasta hoy.

Cada organismo del Estado tendría la potestad de nombrar a 3 representantes, quienes durarían en el ejercicio de sus cargos 9 años.

Los magistrados deberán ser mayores de 50 años y haber ejercido como abogado al menos 15 años efectivos o ser magistrado, al menos durante diez años consecutivos.

.
.

Leave a Reply