Home > Pulso > Los rostros de las REMESAS

Los rostros de las REMESAS

El ingreso de remesas en el primer trimestre de los últimos años ha mostrado un incremento de dos dígitos, pero en particular en 2016, cuando el crecimiento registrado es de 19.1% según el Banco de Guatemala (Banguat).

En los primeros tres meses de 2015 el aumento fue de 12.8% y entre 2011 y 2014 el rango de crecimiento fue de entre 7.1% y 9.2%; entre 2008 y 2010, se registró una caída de  entre 2.8% y 5.9%.

Sin embargo, lejos de observar los números fríos, el envío de dinero desde el exterior al país refleja la carencia, y en algunos casos, la ineficiencia en la prestación de servicios públicos esenciales, pues aparte de usarlos para consumo, las familias toman esos recursos “como una especie de seguro social no oficial”.

El coordinador de la Red Centroamericana de Centros de Pensamiento e Incidencia, Eduardo Stein Barillas, explicó que las remesas en Guatemala, El Salvador y Honduras sirven para el diario vivir, pero también contribuyen a mejorar la vivienda, atender la salud familiar e invertir en la educación de los hijos, pero no en establecimientos públicos.

Según estudios coordinados por Stein para la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la población recibe ese dinero sin ningún condicionamiento de política pública alguna o de ninguna institución gubernamental.

“Las familias de ingreso modesto o consideradas por debajo de la clase media, le han dado valor a ese dinero y lo utilizan para mejorar su calidad de vida, lo que se puede observar en gran parte por las construcciones en el interior del país, donde en una parcela de poca superficie, se construyen casas de hasta tres pisos”, resaltó.

Y agregó que otras veces, las remesas se destinan para la compra de vehículos usados, generalmente picops, para trasladar mercadería.

Por otro lado, aunque hay quienes consideran que dichos envíos  desincentivan a los jóvenes para que estudien o trabajen, pues viven de lo que sus familiares les envían desde el extranjero, Stein no lo ve así.

El exvicemandatario recordó que cada año, entre 100 mil y 150 mil adolescentes salen al mercado de trabajo pero la economía formal solo alcanza a absorber entre 50 mil y 60 mil, por lo que unos 700 mil jóvenes se encuentran desempleados.

“El desempleo en los jóvenes crece cada año y las remesas no alcanzan para cubrir las necesidades familiares, ya que casi siempre, se destinan a personas mayores”.

AUMENTO CONSTANTE

Johnny Gramajo, director de Análisis Macroeconómico y Pronósticos del Banguat, explicó que el año pasado las remesas crecieron 13.4% y para este año la estimación es un aumento de entre 9% y 12%, aunque más cercano al límite superior, debido a las mejoras en el empleo de los hispanos en Estados Unidos.

El gerente económico del Banguat, Óscar Monterroso, añadió que cada día, en promedio, ingresan $24 millones en remesas, una cifra que no considera exagerada.

El analista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), Enrique Maldonado, atribuyó el incremento en el ingreso de remesas, al temor que existe en los guatemaltecos que residen en Estados Unidos a que continúen las deportaciones o que esta práctica se haga de manera masiva, como lo ha adelantado el aspirante presidencial Donald Trump. “Por este temor estarían enviando sus ahorros a Guatemala, en prevención de que sean deportados y pierdan sus ahorros”.

Hace algunos años, Stein explicaba que estaba próximo a alcanzarse el máximo en los envíos y luego comenzaría una disminución gradual. Sin embargo, la crisis de 2008 originó que las mejoras en la igualdad y la reducción que se estaba produciendo en el nivel de pobreza se detuvieran. “Siete años después, las cosas gradualmente fueron empeorando y a eso hay que agregar que muchos fondos públicos desaparecieron por corrupción y la calidad de los servicios del Estado disminuyó, principalmente en educación, salud, infraestructura, vivienda y seguridad”, afirmó.  Por ello, “esa declinación se pospuso”.

Eduardo Stein

Exvicepresidente

“Siete años después las cosas gradualmente fueron empeorando”.

700 mil jóvenes se encuentran desempleados en el país

Leave a Reply

5 × 4 =

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com