El Siglo

El ejercicio y la actividad física, ¿la panacea de nuestro tiempo?

Como padres de familia, estamos obligados a dar el mejor ejemplo a nuestros hijos, pues ellos observan e imitan nuestros actos y hábitos. Eso quiere decir que si les inculcamos hacer ejercicio o cualquier deporte, estaremos fomentando en ellos una vida saludable y no sedentaria.

La asociación entre un estilo de vida físicamente activo y buen estado de salud no se puede negar. La vida activa y en forma ayuda a vivir más tiempo y estar más sanos, mientras que los sedentarios tienden a sufrir prematuramente de enfermedades crónicas y morir más jóvenes.

Expertos en salud pública en todo el mundo han dado la voz de alarma sobre los riesgos de la obesidad; sin embargo, la evidencia sugiere que la inactividad es un factor de riesgo aún mayor. De hecho, si el ejercicio fuera una droga, sería el más potente jamás prescrito. De ahí la creación del concepto: El ejercicio es medicina (EIM) Es una iniciativa de Global Health, que insta a los médicos de todo el mundo a prescribir el uso del “ejercicio como signo vital” para evaluar la aptitud física de las personas y por ejemplo, prescribirle a la gente inactiva caminar a un ritmo moderado durante 30 minutos en 5 o más días a la semana.

Esta sencilla receta tiene el potencial para prevenir y tratar las enfermedades más que cualquier otra terapia. La fuerza y entrenamiento de la flexibilidad también puede ser un poderoso medicamento para ayudar con el proceso de envejecimiento y mejorar la calidad de vida.

Mientras que los médicos suelen recomendar ejercicios para pacientes, reconocemos que los profesionales del fitness tienen la formación y habilidades para ayudar a las personas a que se adhieran a estas recomendaciones. Los médicos y profesionales en Fitness unen fuerzas para mejorar la salud pública y esto tiene que convertirse en lo nuevo y normal y EIM está trabajando para que esto suceda.

ESUDIOS Y RECETAS

La investigación sugiere una relación lineal entre la actividad física y estado de salud, y una asociación entre la enfermedad y la inactividad en todos los subgrupos de la población (Lancet 2012). Sin embargo, la corriente principal de medicina de Estados Unidos ha ignorado mayormente esta investigación y no ha integrado el ejercicio en los paradigmas de tratamiento de las enfermedades y de prevención estándar. Esto tiene que cambiar, porque la Ley de Asistencia Asequible es asegurar que cada vez más personas tengan acceso a la atención sanitaria y se están dando cuenta rápidamente de que nuestro sistema de salud actual que se centra en las píldoras y los procedimientos no son financieramente sostenibles. Tenemos que cambiar el enfoque para mantener a las personas saludables, y sabemos la mejor manera de hacerlo: Evitar el tabaco, dieta saludable y ejercicio diario.

Si bien las tasas de tabaquismo se han desplomado en los últimos 50 años, los resultados en las dietas saludables han sido un gran fracaso: la gente se ha vuelto aún más gorda y no podemos encontrar cinco expertos en nutrición que puedan ponerse de acuerdo sobre la mejor dieta con libros y programas de pérdida de peso de su propia creación para promoverse ellos mismos; y la mayoría tienen intereses en conflicto.

La medicina convencional, por su parte, no ha abrazado el ejercicio porque no hay una forma clara para que los pacientes se conviertan en gente más activa. Sin embargo, las personas que pagan por la atención de su salud tienen un incentivo ante la amplia evidencia de que cuesta menos cuidar a personas sanas, faltan menos al trabajo y permanecen más productivas.

Ha llegado el momento de que los médicos recomienden participar en actividades físicas regulares, en especial, los que enfrentan males crónicas como la diabetes, enfermedades del corazón y la presión arterial alta. Por otra parte, los profesionales del fitness y clubes de salud pueden jugar un papel fundamental para ayudar a garantizar que las personas cumplan y presten atención a las recetas de sus médicos.

UNA PASTILLA LLAMADA EJERCICIO

Imagínate una píldora que confiera los ya probados los beneficios del ejercicio para la salud. Los médicos podrían prescribirla ampliamente, y los sistemas de salud podrían velar por que todos los pacientes tengan acceso a esta maravillosa droga.

Los pacientes necesitan  una prescripción de ejercicio, pero poco se ha hecho de una manera organizada para ayudar a conseguirlo. En lugar de ello, seguimos dando demasiado énfasis en la producción de una serie de píldoras y procedimientos de alto precio ya marginalmente eficaces.

Las naciones de todo el mundo tienen mucho en juego: conseguir ciudadanos más activos. La Organización Mundial de la Salud reconoció la inactividad física como el cuarto factor de riesgo de morbilidad y la mortalidad prematura (OMS 2009).

El costo de la atención médica para los pacientes inactivos empequeñece el costo del cuidado de los activos. Además, podemos estar mirando a una generación de niños que son tan sedentarios que podrían ser la primera generación en vivir vidas más cortas que sus padres. ¿Dónde vamos a conseguir nuestra próxima generación de policías , bomberos y soldados con la aptitud y la fuerza necesaria para estos trabajos exigentes? La amenaza para la salud pública de la inactividad física empeorará, si la medicina organizada no actúa.

Los médicos deben convertirse en los defensores más ardientes del ejercicio. Deben preguntar sobre ello en cada visita del paciente, y el nivel de actividad de cada enfermo debe ser visto como un signo vital. Después de todo, podría decirse que es el mejor indicador de la salud y la longevidad.

Nany Sevilla

instructora Fitness

“El ejercicio debería ser prescripto como una medicina que debe tomarse a diario¨

Nany en línea

Su dirección en las principales redes sociales es:

facebook.com/nanysevillaoficial

youtube.com/nanysevillaoficial

@nany_sevilla

instagram.com/nanysevilla

.
.