Home > Nacional > Gobierno de Morales no tiene rumbo claro

Gobierno de Morales no tiene rumbo claro

Este jueves se cumplen tres meses desde que Jimmy Morales asumió la Presidencia de la República y en los ámbitos político,  económico y social lo que prevalece es la falta de planes que aclaren la gestión pública encabezada tanto por él, como por el vicepresidente Jafeth Cabrera, afirman analistas.

Luis Linares, analista de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), dice que por ejemplo en la política social, solo hay un “cambio de forma, pero no de fondo”, pues las transferencias condicionadas que se implementaron en un gobierno anterior y que actualmente se efectúan por medio del ministerio de Desarrollo Social (Mides) “eran la oportunidad para hacer un cambio, pero sigue siendo una práctica para alimentar el clientelismo y manipular la pobreza, sin que tenga impacto en la reducción de esta”.

Linares considera que otro sector con graves deficiencias es salud pública, en el que no ve que haya esfuerzos serios por solucionar la falta de insumos en los hospitales. “No se ha sabido de acciones específicas y, en consecuencia, podríamos enfrentar una crisis derivada de la poca previsión y falta de un plan que permita evitar el desabastecimiento y vislumbrar un cambio en un tiempo prudencial”.

En el ámbito laboral, como parte de la política social, dijo que la acción del Ejecutivo se ha limitado a dejar sin efecto los salarios diferenciados en cuatro municipios, pero no ha habido una política para generar más empleo.  “La gestión de gobierno, en lo que va del añio, nos queda a deber, pues no hay evidencia de logros ni de que se esté trabajando para alcanzar alguno”.

Del mismo parecer es el analista José Carlos Sanabria, quien señala que lo que se ha visto son “acciones superficiales”, carentes de la posibilidad de brindar soluciones a los problemas en los ministerios, lo que se refleja en una agenda con actividades que no trascienden.

ECONOMÍA SIN RUTA

Respecto al análisis económico, se consultó a Carlos González y Pedro Prado, quienes advirtieron que en este rubro, el país es impactado por el acontecer mundial y lamentan que hasta el momento, Morales y su equipo “todavía no han informado sobre el refuerzo de sus líneas de trabajo ni de cuáles serán las políticas económicas que estimulen la inversión nacional y extranjera”.

Prado declaró que “el tema fiscal sigue siendo una preocupación muy grande para el país, pues hay un panorama incierto”.

En opinión de Ricardo Barrientos, del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), el gobierno de Morales se “recetó” una crisis fiscal, debido a la decisión de no participar en la formulación del presupuesto estatal para este año y hasta sugerir una reducción en el mismo, cuando el proyecto de plan de gastos se discutía en el Congreso. “Ese desatino se tradujo en problemas de ejecución y algunas asignaciones de gasto público quedaron sin fuente de financiamiento”.

Barrientos atribuyó los errores al desconocimiento, falta de planificación y un poco de populismo. “Hemos visto al ministro de Finanzas soportando el desgaste político y regresando al Congreso a pedir que se corrija un error”.

El analista indicó que la crisis heredada de 2015 y la consiguiente desconfianza de la ciudadanía y los contribuyentes, ha mermado la efectividad de la recaudación tributaria. “Creemos que con cierta visión errada y populista, el presidente decidió acatar la instrucción del Congreso y no solicitará ninguna ampliación de presupuesto”.

Esto, porque el jueves pasado, el mandatario Morales se reunió con el presidente del Congreso, Mario Taracena, y los jefes de bancada, en la Casa Presidencial. Luego de la cita, en conferencia de prensa anunciaron que este martes comenzará en el Legislativo la discusión para aprobar una readecuación presupuestaria.

El titular del Parlamento añadió que la Comisión de Finanzas presentará una iniciativa con reformas a la Ley Orgánica de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

Luis Pedro Álvarez, diputado de Encuentro por Guatemala (EG), dijo que si la reforma a la SAT  proviene de gente política que ha sido parte del problema, “yo realmente no confiaría”, en alusión a que la bancada de la UNE está trabajando dichas modificaciones a puerta cerrada, lo que genera desconfianza.

Sergio de la Torre, exministro de Economía, opinó que estas acciones implican la transformación de la estructura interna de la institución y, si es para fortalecerla, es necesaria.

Pero por otro lado, la reunión entre Morales y los diputados ocurrió dos días después de que el Congreso rechazó el veto presidencial al Decreto 13-2016, que reforma el Código Penal, de manera que los funcionarios que no asistan a las citaciones del Legislativo puedan ser sancionados hasta con prisión de 2 a 3 años.

El rechazo al veto del mandatario fue aprobado por 106 parlamentarios y aunque la bancada oficial se opuso, no tuvo éxito.

Taracena había calificado el veto del Ejecutivo como “una patada” al Congreso, pero luego de hacer valer la primacía legislativa afirmó: “Esto no es un pulso, sino un llamado de atención a ambas partes. Al presidente, dejarle claro que es obligación de los funcionarios rendir cuentas y de los diputados, fiscalizar. Pero debemos tener la humildad de reconocer que ha habido excesos”, en referencia a interpelaciones que duraban meses en legislaturas anteriores.

¿HACIA DÓNDE VAMOS?

Al colocar la vista en el futuro, el analista político Pedro Trujillo indicó que si la ciudadanía fue capaz de tumbar y derribar unos muros bien anclados, en alusión al gobierno de Otto Pérez Molina, de nuevo podría quitar un gobierno de principiantes, aunque advirtió que “sería negativo para el país”.

Pese a esto, sugirió la permanencia de un optimismo racional,  en espera de que el presidente por fin ejerza la voluntad política. “Esa es la ruta que debe seguir el gobierno: tomar el timón y llevar a la acción continuada, sin tener supervisión”. Trujillo dijo creer que el problema con el gobierno es que no se percibe su accionar “y en política, todo es percepción”.

Agregó que “si seguimos en una línea en la que no se toman acciones contundentes, alguien lo hará;  podrían ser los sindicatos, las mafias, grupos de presión o el narcotráfico; y si esto sucede, podríamos volver a estrellarnos”. Enfatizó que “el presidente ya sabe adónde ir, porque la plaza se lo dijo”.

En cuanto al optimismo, refirió  que a pesar de la inacción, hay oportunidad. “El gobierno aúntiene tiempo, pues tres meses no es un período suficiente”.   Sin embargo, la agenda que debería estar en el centro de acción del Ejecutivo es la que ha dado la ciudadanía y que pasa por realizar una buena auditoría social, crítica a los diputados tránsfugas, revisión de pactos colectivos y cambios en las leyes de Servicio Civil, Electoral y de Partidos Políticos, así como la de contrataciones del Estado.

La visión de lo que puede acontecer en los próximos meses es compartida por Barrientos, quien declara: “Se mantiene la esperanza de corregir el rumbo; tiene que respaldar a su ministro de Finanzas y reconocer que debe acudir al Congreso a revisar el presupuesto para rectificar los errores resultantes del desconocimiento, la ignorancia o la mala asesoría”.

Al respecto, el vocero presidencial Heinz Heimann indicó que el Ejecutivo presentará un “informe” de los primeros tres meses de trabajo, el  25 de abril, por lo que por el momento,  no hay pronunciamiento alguno.  ¿Qué cree usted que informará?

Agenda presidencial

Donación de escritorios

Durante las últimas semanas, la agenda de actividades públicas del presidente Jimmy Morales ha estado caracterizada por actos de entrega de escritorios en establecimientos educativos.

En la Escuela Rural mixta Villa Ester, en Amatitlán, entregó 171 escritorios. En la escuela de aldea Los Izotes, Nueva Santa Rosa, entregó 100 pupitres, la misma cantidad que en la Escuela Oficial Urbana Mixta No. 31 Darío González. Durante la gira que realizó en Jutiapa, el mandatario entregó 100 escritorios a la escuela San José Buena Vista.

Los donativos también han servido para paliar la crisis en el Ministerio de Salud, pero en opinión del economista Ricardo Barrientos, del Icefi, el Ejecutivo “está queriendo resolver problemas con donaciones, sin atacar las causas estructurales del problema y el presidente presenta desgaste”.

El analista político Pedro Trujillo extrae una conclusión basada en los libros de contabilidad y declara: “El deber es más chiquito que el haber, la cuenta del gobierno conmigo está en números rojos”.

Pedro Prado

Analista económico

“El tema fiscal sigue siendo una preocupación muy grande para el país; hay un panorama incierto. Y no se ha informado cuáles serán las políticas económicas”.

Pedro Trujillo

Analista político

“El deber es más chiquito que el haber; la cuenta del gobierno conmigo está en números rojos”.

Luis Linares

Analista Asíes

“El Gobierno nos queda a deber; no hay evidencia de logros ni que estén en vías de alcanzar alguno”.

Ricardo Barrientos

Economista del Icefi

“Quieren resolver problemas con donaciones, sin atacar las causas estructurales de las fallas y el presidente presenta desgaste”.

Luis Pedro Álvarez

Diputado EG

“La bancada de la UNE está trabajando la reforma a la SAT a puerta cerrada, lo que genera desconfianza”.

.
.

Leave a Reply