Home > Pulso > “Tenemos que recuperar la confianza del contribuyente”

“Tenemos que recuperar la confianza del contribuyente”

Juan Francisco Solórzano Foppa cumplirá este sábado su primer mes al frente de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), quizá la institución más golpeada en su imagen tras la desarticulación de algunas redes de corrupción que mantienen en prisión a altos exfuncionarios, no solo de esa entidad, sino desde el mismo expresidente Otto Pérez y la exvicepresidenta Roxana Baldetti.

Solórzano ha detectado nuevas deficiencias en la institución las que pretende solucionar con una unidad de inteligencia e investigación, aumentar el personal en las aduanas para hacer ágil el paso de contenedores, e incluso menciona que la misma Gerencia Jurídica ha bloqueado la presentación de denuncias ante el Ministerio Público.

¿Cuáles son los objetivos estratégicos que se ha planteado la SAT?

Uno de los principales objetivos es ganarnos la confianza de los contribuyentes. Eso es fundamental. Y segundo, es levantar la moral de los trabajadores de la SAT. Es decir, la confianza tanto a lo interno como a lo externo, ya que el objetivo principal que tiene la institución es una recaudación de acuerdo con lo previsto en el presupuesto de la nación y poder llegar a esa meta.

¿Cómo logrará recuperar la confianza de los contribuyentes?

En este caso, el eje fundamental es la transparencia, desde los procesos internos. No tengo ningún problema en divulgar muchos de los procesos que ayuden al contribuyente a saber cómo va su trámite, cómo va la gestión que está realizando y cuándo se le va a pagar. Todos los guatemaltecos están interesados en conocer qué se hace con sus impuestos, cómo se recauda y cuál es la situación de su trámite.

Luego de los escándalos del año pasado quedaron plazas vacantes en la superintendencia. ¿Cómo se encuentra esa situación?

Tenemos 500 plazas vacantes, en general, pero de esas hay que hacer una reorganización porque en realidad no todas serán utilizadas para la finalidad que fueron creadas. Hay que reestructurar y colocar personal en las áreas más sensibles.

Dentro de poco vamos a lanzar una campaña de reclutamiento para llenar las plazas que faltan. Se trata de un plan becario en donde los interesados en trabajar en la SAT pasan por un período de exámenes, prácticas y de selección, en el que posteriormente ya puedan optar a una plaza. Necesitamos a gente joven con ganas y con deseo de aportar a la SAT.

¿Cuáles serán las medidas concretas para mejorar la recaudación en las aduanas?

Actualmente es un tema muy difícil para nosotros. Diría que es una de las intendencias más golpeadas de las cuatro que tenemos, por los temas de corrupción, la disminución de personal y la capacidad de operaciones. Ello representa varios retos. Lo primero que realizaremos es un diagnóstico de qué es lo que tenemos y saber cuánto personal operativo hay para realizar las diferentes labores, ya que por el momento se ha tenido que cambiar personal de unas aduanas a otras y redefinir algunos roles, porque los trabajadores no están cumpliendo a cabalidad con su trabajo y esto no es un secreto para nadie.

Otra medida que implementaremos es un plan de intervención desde la SAT, en las dos aduanas principales, que son los puertos Quetzal y Santo Tomas de Castilla. Allí se reforzará con personal capacitado para evitar a los empleados temporales que actualmente hay.

En el pasado se habló de implementar un marchamo electrónico. ¿Piensan utilizarlo?

Eso se quiere retomar, ya que puede ser rastreado por GPS, genera señales de dónde está la mercadería, si los camiones se apartan de la ruta autorizada, si se abrió el marchamo o se está forzando. Todas esas alertas nos la da en tiempo real y podemos tener acá un centro de monitoreo de los contenedores. Esa es una tecnología que existe en muchos sistemas aduaneros de otros países, como Costa Rica y México.

También se está analizando el tema del semáforo, incluyendo otros colores. Por ejemplo, en otros lugares se utiliza el azul que significa que la mercadería se debe inspeccionar, pero en vez de hacerlo en el puerto, se realiza en la bodega del cliente y con eso se agiliza el flujo de los contenedores en las distintas aduanas. Pero esto solo se haría con aquellos contenedores que presenten un riesgo bajo.

¿Qué piensa de los sistemas de revisión no intrusiva que fueron fuertemente cuestionados en el pasado?

Sin duda, también queremos implementar los rayos X, ya que el mismo CAUCA (Código Aduanero Uniforme Centroamericano) establece casi como obligación utilizar ese tipo de sistemas de revisiones no intrusivas. Pero es un proyecto que vamos a sacar adelante a mediano plazo, porque incluye muchas especificaciones técnicas, revisiones y una posterior licitación. O bien podríamos optar por la tercerización de un servicio; en este caso, podría ser la instalación y el funcionamiento de los aparatos, en donde una empresa cobre la tasa que considere y nosotros solo darles el espacio físico, pero teniendo el control de las imágenes para el análisis de mercadería, a fin de verificar que no hay defraudación.

¿Qué medidas implementará para facilitar el pago de los impuestos, que en ocasiones se vuelve un proceso engorroso?

Hay un proyecto que se está montando con ayuda de algunos cooperantes donde va muy enfocado el tema de mejorar los servicios web de la institución, para tener muchos de los servicios que hoy se están prestando en las agencias tributarias. Además se mejorarían los ya existentes, cambiando los formularios para hacerlos más accesibles y con información relevante
para la SAT.

¿Está pensando en una reforma tributaria?

Nosotros no definimos las políticas del país, solo ejecutamos la política fiscal que nos definen otros entes como el Congreso de la Republica o algunos ministerios que están involucrados en estas acciones, como el de Economía y el de Finanzas Publicas.

El presidente Jimmy Morales se refirió a una amnistía fiscal. ¿Es eso posible?

No se está considerando la posibilidad de una amnistía fiscal. Ya hablé con el presidente de la República y con el ministro de Finanzas al respecto y no es algo que se esté considerando. De alguna forma se pudieron haber tergiversado algunas de las declaraciones que dieron. Pero una amnistía fiscal, no es posible por las circunstancias en que se encuentra Guatemala, porque solo vendría a perjudicar los intereses de la administración tributaria.

¿Qué tantas denuncias ha presentado la Superintendencia?

Ese es un tema que vamos a reimpulsar, ya que hay varias denuncias que no había hecho la SAT bajo la administración del señor Alfonso Castillo (capturado el 12 de febrero pasado acusado de asociación ilícita, cohecho pasivo y obstaculización a la acción penal) como intendente Jurídico.

En el último año y medio, antes de que saliera a la luz el caso de La Línea, no presentó ninguna sola denuncia, pero una vez se hizo público, presentó varias denuncias. No es cierto que durante dos años nadie cometió un delito tributario. Todo esto tiene un enfoque jurídico en donde también debemos mejorar.

Nuestro mensaje para los contribuyentes es que deben cumplir con sus obligaciones tributarias, ya que no habrá impunidad en ese sentido.

Juan Francisco 

SolórzanoJefe de la SAT

>“Una amnistía fiscal, no es posible por las circunstancias en que se encuentra Guatemala”.

>“Hay varias denuncias que no había hecho la SAT bajo la administración del señor Alfonso Castillo”.

 

Pretende crear una oficina de inteligencia de información

El jefe de la SAT busca implementar algunos cambios en los procesos de la Intendencia de Fiscalización. “Según el reporte del año pasado, se realizaron 4,300 fiscalizaciones. Sin embargo, se evaluará su efectividad, ya que algunas estimaciones internas anteriores mostraron que más del 80% de las fiscalizaciones que se realizaron dieron resultados negativos, debido a que los montos recuperados eran muy pequeños”.

El funcionario asegura que la intención es “realizar menos fiscalizaciones pero más seguras, lo que se acompañaría con el trabajo de un ente de inteligencia de información, la cual se está diseñando, y se espera que sea aprobada por el Directorio en dos o tres semanas y que comience a funcionar en los próximos 4 o 5 meses”.

“El fin del ente es concentrar la información de todas las intendencias y que indique a cuáles contribuyentes fiscalizar, según un análisis de riesgo. Esto vendrá a unificar toda la información que tenemos en las distintas intendencias. Además, definirá el trabajo de campo, que es algo que actualmente no se está realizando y si se hace, es de una manera muy pobre, porque todo recae solo en el auditor encargado de fiscalizar, digitar e investigar. Todo eso lo debe hacer personal especializado y específico”, explicó el superintendente.

Asimismo, las autoridades centrarán sus esfuerzos en los temas de devolución del crédito fiscal y del IVA (impuesto al valor agregado) en exceso.

Busca unificar los sistemas informáticos

Una de las debilidades de la SAT es el uso de diversas plataformas informáticas que no necesariamente se comunican entre sí. El superintendente nombró recién el viernes al gerente de Informática, Miguel Ángel Sic García, quien tendrá el reto de afrontar este desafío.

“El tendrá a su cargo la titánica labor de realizar un diagnóstico del sistema de la SAT. Tendrá que ver si se necesita un rediseño de la plataforma y verificar el acceso de datos por parte de los contribuyentes, para mejorar las existentes. Tendrá que realizar un análisis para efectuar un cruce de información de forma rápida, sin importar que la información esté en dos sistemas diferentes. Es más, se podrán hacer cruces de información con más de 15 plataformas distintas”.

Solórzano agregó que “estos cambios nos ayudarán a identificar las inconsistencias en las declaraciones,en las importaciones, dudas en las aduanas y relacionarlas con la Intendencia de Recaudación y aun más, con la de Fiscalización”.

“La elección del ingeniero en Ciencias y Sistemas Sic García se debe a su amplia experiencia para la formulación y ejecución presupuestaria, inversión pública, adquisiciones, abastecimiento y administración de inventarios”, agregó. El jefe de la SAT resaltó que el nuevo gerente “ha formulado, dado seguimiento y cierre a proyectos en distintas plataformas tecnológicas de información”.

SAT alcanza meta en enero, pero queda lejos en el segundo mes

En el primer mes de 2016, la SAT alcanzó una recaudación Q31.4 millones arriba de lo programado y Q125.9 millones superior a lo cobrado en el mismo mes de 2015, según los datos de la entidad.

Este fue el primer resultado positivo en casi cuatro años de no llegar a la meta, aun cuando se mantenía la tendencia a la baja en los impuestos al comercio exterior, influenciado principalmente por la caída en el precio de los combustibles derivados del petróleo. Por el contrario, los tributos internos sobrepasaron la programación en 1.8% y el crecimiento interanual fue de 4.2%.

Pero, en el segundo mes del año, la recaudación quedó Q91.5 millones debajo de lo programado y comparando las cifras acumuladas en el bimestre, el resultado fue Q57.5 millones de brecha entre ingresos y meta.

Al analizar los datos del bimestre, los impuestos al comercio exterior quedaron 4.8% debajo de lo programado, influenciados siempre por el abaratamiento de los combustibles y al efecto del tipo de cambio.

En el caso de los tributos internos quedaron 0.4% arriba de lo programado, para un crecimiento interanual de 2.7%.

Ya con los resultados de los primeros dos meses del año, el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) estimó que al finalizar 2016 habría una brecha entre ingresos y la meta de no menos de Q2,600 millones. Los análisis de este centro académico refieren que la SAT se impuso metas bastante bajas en los primeros meses del año pero no se ha visto ningún cambio en la trayectoria de la recaudación.

Leave a Reply

13 + Once =

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com