Home > Cultura > Lo profético que pueden ser las canciones

Lo profético que pueden ser las canciones

Trópico de Thriller

Francisco Alejandro Méndez 

El comisario tecleaba con torpeza y despacio un correo electrónico para su amigo Arthur. Una de las ironías del caso consistía en que los sospechosos de cometer la masacre contra la familia Figueroa estaban muertos. Si Diego Byron estaba involucrado, ya no podría responder o ser juzgado. Si lo mismo ocurría con los hermanos muertos en el Trébol de Vista Hermosa, tampoco, pues sus cuerpos permanecían congelados en la morgue. Y ahora, una testigo que se encontraba en coma. Eso sí que se trataba de algo inédito para las investigaciones de Pérez Chanán.

Sin embargo, eso tampoco era un impedimento para la resolución del caso. Por eso, tras despedirse de su amigo y desearle que se solucionara su caso en el país centroamericano, Wenceslao escribió un pequeño resumen de las investigaciones.

Sin lugar a dudas, el primer sospechoso era Diego Byron. El muchacho había sido objeto de abuso, desprecio y humillación de parte de su padre. Sin lugar a dudas había crecido con rencor y odio y probablemente ese impulso pudo llevarlo a cometer los asesinatos. En ese punto Wenceslao apuntó que necesitaba de urgencia conversar con un profesional de la psicología al respecto.

Por otro lado, el muchacho no pudo realizar la masacre solo. Para ello necesitó del apoyo de los ahora fallecidos. Pero, ¿en qué circunstancias? ¿Se trataba de sicarios? ¿Por qué matar a casi toda la familia? ¿Cómo lo hicieron?

La novia del principal sospechoso se encontraba en coma. ¿Sería otra de las ironías?

El comisario también recordó cómo inició el matrimonio gracias al relato del extraño personaje con quien se juntó en la plaza central. En ese momento recordó la pieza con la que ingresaron los novios: Si Dios me quita la vida. En ese mismo momento le pidió a Julia que le consiguiera la música y la letra de la canción.

La secretaria lo vio con una cara de interrogación, pero sabía que por algo se lo estaba pidiendo. A los pocos minutos se acercó a su superior con una taza de café caliente, la que ubicó al lado del mouse.

—Comisario. Le informo que la banda de la Policía tiene entre su repertorio la pieza que usted solicita. Ahorita están todos listos en el salón de conferencias, el cual está reservado para que usted escuche la interpretación. ¿Quiere que lo acompañe?

Wenceslao consideró que no era necesario que la banda de la Policía se reuniera para interpretar la canción. Sin embargo, sabía que de otra manera se tardarían demasiado, así que le ordenó a Julia que tomara una libreta y lo acompañara para copiar la letra.

Ambos se sentaron en las sillas en las que los periodistas lanzan preguntas a los funcionarios, solamente que frente a ellos estaba un grupo de policías músicos que se preguntaban si el concierto de una pieza sería para satisfacer el romanticismo del comisario o era una apuesta que Julia había perdido con sus demás compañeros.

Lo cierto es que cuando Wenceslao estuvo listo, la interpretación de la pieza comenzó. De inmediato Julia tomó nota de cada una de las oraciones escritas por Luis Demetrio Traconis, pero interpretada por cantantes como Javier Solís.

Si Dios me quita la vida antes que a ti/ le voy a pedir que concentre mi alma en la tuya/ para evitar que pueda entrar/ otro querer a saborear lo que es tan mío 

Si Dios me quita la vida antes que a ti / le voy a pedir ser el ángel que cuide tus pasos 

pues si otros brazos te dan/ aquel calor que te di/ sería tan grande mi celo/ que en el mismo cielo / me vuelvo a morir 

Eso es solo un pensamiento/ pues en su momento de locura me confiesas/ que cuando me besas /eres tan mía como la playa del mar 

Si Dios me quita la vida antes que a ti / le voy a pedir ser el ángel que cuide tus pasos / pues si otros brazos te dan / aquel calor que te di / sería tan grande mi celo /que en el mismo cielo / me vuelvo a morir.

Si Dios me quita la vida antes que a ti.

Otra ironía de la vida se dijo para su fuero interno el comisario. Al jefe de hogar de la familia Figueroa lo mataron antes que a todos y con más saña que a los demás.

SIGA LA INVESTIGACIÓN

Sigue el perfil oficial del Comisario Wenceslao Pérez Chanan en Facebook: http://bit.ly/Comisario
EnFacebook

Leave a Reply

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com