Home > Vida > Entrenar con tus hijos fortalece la salud y su relación

Entrenar con tus hijos fortalece la salud y su relación

Nany Sevilla

Como padres de familia, estamos obligados a dar el mejor ejemplo a nuestros hijos, pues ellos observan e imitan nuestros actos y hábitos. Eso quiere decir que si les inculcamos hacer ejercicio o cualquier deporte estaremos fomentando en ellos una vida saludable y no sedentaria.

Podemos intentar entrenar juntos de 10 a 20 minutos dos o tres veces por semana. Ese momento en el que se comparte el ejercicio es un tiempo de calidad, ya que además de que se ejercita el cuerpo, se crea un vínculo especial entre padres e hijos que fortalece una relación más fuerte
y de confianza.

Les invito a que escojan una actividad que les guste a pequeños y grandes, pero sobre todo, que sea del agrado de los niños, para que practicarla sea un placer y no una obligación. También es recomendable elegir un ambiente agradable, como un parque al aire libre o bien en el hogar, utilizando música
que los motive.

1.Estiramiento de los cuádriceps

Este ejercicio es necesario para el calentamiento previo y el estiramiento después de cualquier actividad física como caminar, correr y jugar futbol, entre otros.

Sostener 10 respiraciones por cada pierna.

2.Estiramiento de Hamstrings
(Isquiotibiales)

Es un estiramiento profundo al final del entrenamiento. Según la flexibilidad, así de alto se puede llegar a elevar la pierna. Para principiantes, el padre sostendrá la pierna del niño a la altura, según la capacidad. Con el tiempo se lograrán rangos de movimiento más amplios.

Sostener 10 respiraciones por cada pierna.

3Ejercicio de equilibrio y balance (El árbol) 

Esta posición de yoga es fabulosa para realizar en cualquier momento porque con su práctica, se logra tener enfoque, balance y concentración. Se inicia de pie, se coloca el pie derecho apoyado en la pierna izquierda y se llevan los brazos por encima de la cabeza.

Mantener la posición 5 respiraciones por cada pierna.

4. El Guerrero II
(yoga)

Se abren las piernas ampliamente, se gira el pie derecho para que apunte hacia afuera y luego se dobla esa pierna en 90 grados desde la rodilla, se coloca exactamente enfrente del tobillo y se lleva el cuerpo ligeramente hacia el frente. La pierna izquierda está estirada y firme, los brazos estirados y los dedos apuntando hacia afuera.

Se mantiene la posición de 5 a 10 respiraciones profundas (inhalar y exhalar por la nariz) por cada pierna.

5. Estiramiento de piernas y glúteos.

Se inicia cómodamente sentada en el suelo y se cruza una de las piernas frente de la otra; agarrarse la rodilla y la acerca hacia el pecho.

Sostienes la posición durante 10 respiraciones profundas y cambias de pierna.

.
.

Leave a Reply